Coronavirus: para pasar la cuarentena, Brian May nos enseña a tocar Bohemian Rhapsody y otros temas de Queen



Tiempos de reclusión y confinamiento. Los músicos están demostrando el poder de reinventarse a través de conciertos (multitudinarios) vía streaming y redes sociales.

A medida que pasan los días y se intensifica el encierro, se incrementan geométricamente las actuaciones en vivo y en directo desde los hogares. De seguir así, muy pronto nos parecerá tan común todo esto que ya nadie querrá pagar un solo centavo por un concierto.

El suave guitarrista de Queen, Brian May, es de los que decidió ponerse en otro lugar, uno de docencia, y en vez de mostrar otra de tantas actuaciones, el algunos casos algo rudimentarias, decidió compartir clases magistrales. Por ejemplo, en ocho minutos nos enseña a tocar el solo de una de las canciones más importantes del rock: Bohemian Rhapsody.

Relajado y sideral como es, aparece tocando su famosa Red Special. May disecciona el solo de guitarra que inventó y va comentando el asunto con humildad zen, soltando que lo suyo no es nada del otro mundo y que suele sustituir técnica con templanza y el sentimiento.

Su esponjoso pelo blanco, anteojos, pantalones cortos, look de entrecasa, Brian -guitarrista y astrofísico- nos invita a sus clases gratuitas, y no se limita a Bohemian Rhapsody, ya que cada día comparte diferentes videos intercalados con “micro concertinos”.

Involucrado como un soldado antivirus en la causa global, desde su cuenta de Instagram también aprovecha sus más de dos millones de seguidores para divulgar poemas alusivos a la pandemia y ensayar pensamientos relacionados con la enfermedad y el aislamiento. Desde su punto de vista, nadie quedará a salvo.

“Mi corazón llega a aquellos que ya sufren directamente los efectos del Coronavirus. Nuestros amigos españoles están ahora en el fragor de la batalla, como pronto lo estaremos en Gran Bretaña, salvo un milagro…”

Hoy posteó con un énfasis entre comprometido y académico: “Ni siquiera pienses en ver esto si no estás interesado en las guitarras, la música de Queen o las reflexiones sobre el Coronavirus”.

También utilizó su voz de terciopelo para agradecer los miles de comentarios recibidos sobre su iniciativa y la particular manera de tocar su instrumento. “Debemos ser concientes del efecto que tenemos en quienes nos rodean”, dijo antes de firmar sus líneas con cercanía parroquial: “Y tengan cuidado queridos amigos. Bri”.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *