Coronavirus: nadie arriesga qué va a pasar en el cine



No se sabe, nadie comprende ni se arriesga a predecir qué va a suceder con el cine en los próximos meses.

Por un lado, qué películas se van a estrenar cuando se abran los complejos.

Pero por otro lado, a futuro, el coronavirus está haciendo estragos en la industria, esto es, en los trabajadores, sean guionistas, actores o utileros. No hay trabajo, como le sucede a millones de argentinos aquí, que padecen este parate obligatorio, pero a futuro esto también significa que si no se produce, no se estrena.

En la industria de Hollywood, claramente, y entiéndase que nos apartamos del horror de las muertes que ocasiona el COVID-19, es mucho peor que la huelga que hicieron los de guionistas hace unos años. Ahora lo complejos piden compensaciones más que ayuda, al gobierno de los Estados Unidos (aquí, las cámaras que reúnen a los propietarios de los cines escribieron un carta pública a Luis Puenzo, presidente del INCAA, a quien no le tembló el pulso a la hora de contestarles). Hay cadenas, en Norteamérica, que decidieron, de manera unilateral, rebajar los salarios de sus empleados mientras dure y se mantenga esta situación.

En la Argentina, el Fondo de Fomento del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales depende en buena medida del cobro del impuesto del 10% a las entradas de cine. Hay otras fuentes de ingreso. Digamos que el 10% del precio de venta de “videogramas grabados” (como DVDs) ya no aporta tanto, pero sí el 25% de lo recaudado por el Enacom (el Ente Nacional de Comunicaciones), del gravamen de lo que facturan los canales de televisión y servicios de cable.

Mirá también

Pero justo que este 2020 había arrancado aún mejor que 2019 en materia de público a las salas de todo el país… Corazón loco, con Adrián Suar, Soledad Villamil y Gabriela Toscano, levantó su estreno en marzo. El INCAA comenzó a estrenar en CINE.AR TV y CINE.AR Play las películas que no pueden tener otra salida comercial en salas. La creciente fue este jueves, y se seguirán sumando nuevos títulos cada jueves.

Las productoras de Hollywood ya postergaron decenas de estrenos. La temporada más fuerte de blockbusters, películas pochocleras que tienen en los niños y adolescentes a su público esencial, es la de verano en el hemisferio Norte, pero suele arrancar en mayo.

No será así.

Tom Cruise vuelve a ser el teniente Maverick en “Top Gun: Maverick”.

Haciendo un rápido repaso, la primera postergación fue la de la nueva de James Bond, Sin tiempo para morir, que del jueves de la inminente Semana Santa pasó a noviembre. Top Gun: Maverick, en la que Tom Cruise regresa tras 34 años para volver a interpretar al personaje del título, se movió del 24 de junio –cuanto más cerca se está del feriado del 4 de julio en los Estados Unidos, se considera una mejor fecha de lanzamiento- al 23 de diciembre.

Este corrimiento tuvo su efecto cascada, porque The Tomorrow War, de Chris McKay y protagonizada por Chris Pratt, fue eliminada de su fecha de lanzamiento después de ser programada para el lanzamiento de Navidad que ahora tiene Top Gun. Y Pratt tampoco sabe cuándo comenzará a rodar Jurassic World: Dominion, que iba a estrenarse en junio de 201.

Un lugar en silencio Parte II, que iba a conocerse en marzo, ahora tiene fecha -tentativa- el 4 de septiembre. Más esperanza tienen en que la pandemia afloje quienes reprogramaron una nueva de Bob Esponja, que pasa del 22 de mayo al 31 de julio.

Yifei Liu, la nueva “Mulan”.

Las heroínas también sufren: Disney postergó la versión con actores de Mulan (en la Argentina iba a conocerse el 26 de marzo) y el parate repercutió en Black Widow (se estrenaba en mayo), y se decidió cambiar el compositor de la banda de sonido, ya que desplazó al francés Alexandre Desplat (La forma del agua) por el escocés Lorne Balfe (la última de Bad Boys). Y Wonder Woman 1984 que llegaba el 5 de junio se mantiene en el freezer hasta el 14 de agosto.

Universal retrasa los estrenos de l secuela de “Minions” y “Sing 2”.

Los estudios Universal anunciaron que postergarán los estrenos de las secuelas de las películas animadas Minions y Sing: Ven y canta, y de Wicked por el coronavirus. Minions: The Rise of Gru, que debía llegar a los cines en julio, se retrasará un año, ya que la compañía Illumination Entertainment debió cerrar sus estudios en Francia. Sing 2, que estaba prevista para julio del 2021, finalmente se lanzará en diciembre de ese mismo año. Y Wicked, adaptación del musical de Broadway, que iba a estrenarse en diciembre de 2021, fue pospuesta sin fecha hasta el momento.

Ghostbusters: Afterlife tenpia revisto estrenarse en agosto en la Argentina.

De esta manera, todos estos títulos se suman a la lista de producciones que también quedaron a la espera. El estudio Sony postergó todos su “tanques” para el año entrante, como la nueva Los Cazafantasmas: El legado, que de fines de agosto pasa a marzo de 2021; Peter Rabbit 2, al 15 de enero; Morbius, con Jared Leto, dos semanas después, el 19 de marzo; Uncharted, con Mark Wahlberg y Tom Holland, al 8 de octubre, y Greyhound, con Tom Hanks, directamente no tiene fecha.

Continuará… Lamentablemente.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *