Coronavirus: internada, Mora Furtado habló de su estado de salud



Coronavirus: internada, Mora Furtado habló de su estado de salud Fuente: HOLA

“Mora Furtado está internada, transitando el Covid”, contó Anamá Ferreyra este miércoles en Intrusos, por América. La exmodelo y panelista, que es muy amiga de Furtado, hizo escuchar un audio que Mora le envió desde la clínica. “Estoy pasando el Covid a pesar de haberme cuidado bastante, creo que lo suficiente para no contagiarme porque uso máscara, respeto el distanciamiento, y cuando fui a comer a un restaurante siempre fue al aire libre. Este es un bicho maligno, lo considero un castigo que sufre la humanidad, y le pido a Dios que tenga piedad”, señalaba Furtado en el audio de WhatsApp que le envió a su amiga.

Según contó Anamá minutos después, Furtado, de 74 años, se encuentra bien y probablemente reciba el alta médico mañana. “La pasé muy mal durante dos días. Realmente mal. Pero ahora estoy en una lenta recuperación. Con paciencia y de a poco, voy a salir”, agregó la también exmodelo en su audio.

“Esperemos que las vacunas sean eficaces y que no se especule con ese tema”, finalizó Furtado.

Recordemos que en agosto pasado, Mora Furtado sufrió una doble fractura en la mano derecha y la fisura de una costilla cuando volvía a su casa en bicicleta. “Yo venía con mi bici y me sumé a un grupo de ciclistas que cruzaba avenida Libertador, a la altura de Ortega y Gasset. Cuando me faltaban dos metros para llegar a la otra vereda, el semáforo se puso en verde y una señora arrancó con su auto como si largara una carrera. Me chocó en la rueda de atrás y por muy poco no me agarró la pierna. La verdad es que fue un golpe muy fuerte, volé por el aire y quedé tirada en el pavimento. Un susto horrible”, le contó Furtado a ¡Hola!

Tras el impacto, la conductora bajó de su auto y rápidamente y a los gritos le pidió disculpas. “Me ayudó a levantarme. Yo estaba tan en estado de shock que lo único que quería saber era si podía caminar. La mano me dolía horrores, pero pensé que era sólo del golpe. ‘Estoy bien, estoy bien, me quiero ir a casa’, repetía llorando y, como una sonámbula, no sé ni cómo llegué caminando a mi departamento. Ahí me tomé un taxi, acompañada por la encargada de mi edificio, para ir al Sanatorio de la Trinidad, donde me hicieron radiografías, me enyesaron y me curaron una rodilla que tenía muy lastimada”, relató Furtado en la misma entrevista.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *