Coronavirus: cómo ver cine en cuarentena



Empezó hace unos días como un chiste. Varios cinéfilos recién llegados de viaje reclamaban en las redes que “liberaran online” La Flor. La gracia estaba en las catorce horas de la última película de Mariano Llinás, un plan con una duración ideal para enfrentar la cuarentena. El pedido calzó perfecto con el espíritu lúdico del cineasta, que enseguida anunció la inminente subida de la película dividida en actos para publicarse de a uno por día.

La plataforma cinematográfica Qubit también reaccionó rápido y desde el lunes pasado, para facilitar el aislamiento, regala un mes de suscripción utilizando el neologismo “cinentena” como código de ingreso. Javier Porta Fouz, curador del catálogo de la plataforma, explica que “nuestra idea es ofrecer un menú variado dentro del cine seleccionado. Hay más de mil películas, pero preferimos tener menos cantidad de títulos y que sean relevantes. Esto es cine y no otra cosa”.

“Tiene buscador por directores, por ejemplo se pueden ver una veintena de películas de Hitchcock, y por etiquetas, como por ejemplo, ‘tiros'”, recomienda entre las opciones el también crítico y director artístico del Bafici. La medida de Qubit fue un éxito instantáneo y, según el gerente de marketing Javier Guevara, “las reproducciones por usuario se duplicaron en muy pocos días y además aumentaron por diez los nuevos usuarios”. Los cableoperadores no quisieron quedarse atrás en adaptarse a la realidad de los usuarios y optaron por ampliar temporalmente el menú a sus suscriptores con paquetes premium sin costo adicional.

Mariano Llinás imaginó la entrega de “La Flor” en actos diarios, pero no le está resultando tan fácil como lo pensaba.

Algunos cineastas decidieron sumarse al nuevo paradigma ofreciendo, como Llinás, sus películas directamente a los usuarios desde las redes sociales, como Sergio Wolf con su enorme documental Esto no es un golpe, sobre Alfonsín durante la Semana Santa de 1987, o Flora no es un canto a la vida, documental del también comediante Iar Said.

La mayor oferta de cine nacional de todos los tiempos está disponible, siempre gratis, en Cine.Ar Play, que depende del Incaaa y Arsat. La plataforma además ofrece la opción de alquilar estrenos por $30, entre ellos La muerte no existe y el amor tampoco, de Fernando Salem, tal vez el gran éxito independiente de este 2020 que continuaba exhibiéndose en el Malba hasta la suspensión de todo tipo de funciones públicas por el coronavirus.

Este sábado 21 de marzo, a las 21, el cineasta la transmitirá en vivo desde su cuenta de Instagram donde aprovechará para hacer comentarios durante la emisión y en ese mismo espacio responderá respuestas después de la película.

Una imágen del documental “Esto no es un golpe”, de Sergio Wolf.

La adaptación no fue igual de fácil para todos y Llinás de momento consiguió subir solo dos actos de las 14 horas de La Flor antes de tropezar con, según sus palabras, “una serie de candados mezquinos legales y cibernéticos. Uno prefiere elegir cómo mostrar las cosas. Siempre estuvimos a favor de la piratería, pero siento que tengo mejores ideas que los piratas sobre cómo mostrar las cosas”.

“Hace un tiempo no queríamos mostrar la película por internet para mantener la experiencia cinematográfica viva. La situación hace esa idea inviable. Hay que contribuir de la manera que se pueda para divertir al público ocioso. Uno tiene que aportar lo suyo”, cierra Llinás mientras espera, igual que el resto de los cinéfilos, que La Flor consiga liberarse de su cuarentena.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *