Coronavirus: cómo se gestó el reencuentro entre Los Simuladores



“Me di el lujo de guionar y dirigir a Los Simuladores a través de Whatsapp en plena pandemia. Ya lo puedo poner en mi currículum”. Ramiro San Honorio (36 años) es un escritor, guionista y realizador audiovisual que unos días atrás concretó un sueño que “surgió de la bronca y volvió con amor”.

Es el hombre que logró reunir a Mario Santos, Pablo Lamponne, Emilio Ravenna y Gabriel David Medina, ese equipo especial e implacable que resolvía situaciones de todo tipo (en la TV) y que hoy muchos extrañan.

El sábado pasado, Los Simuladores volvieron por un ratito, justo el día en que se cumplían 18 años de la emisión del primer capítulo. Su misión fue preventiva: les recomendaron a los argentinos quedarse en casa, cumpliendo la cuarentena obligatoria para evitar que se propague el coronavirus.

“Mi idea era que el video fuera más viral que el virus, generando conciencia en la población”, explica San Honorio, que es director y docente de las carreras de Diseño Audiovisual y Diseño Multimedia de la UADE, y además preside el Consejo de Nuevas Tecnologías en ARGENTORES.

Desde ese lugar en la sociedad de autores, y en tiempos de parate total de la actividad, Ramiro pide más que nunca “que los medios audiovisuales difundan contenido nacional, y repitan programación argentina para que los autores sigamos cobrando”.

Fanático de la serie creada por Damián Szifron, San Honorio cuenta cómo se gestó el reencuentro entre los personajes que encarnaron Federico D’Elía, Diego Peretti, Alejandro Fiore y Martín Seefeld. Antes de arrancar, pide aclarar que la movida fue espontánea y ninguno cobró un peso para hacerlo.

“Empezaron a correr una bola de que nos habían pagado 7 millones de pesos. Yo primero me reí, pero después me ofendí. Los actores estaban angustiados y preocupados y decidieron hacer esto de corazón”, sentencia.

-¿Qué relación tenés con Los Simuladores y con la serie?

-Siendo guionista y estudiante de cine, allá por el 2001 y 2002, le había llevado ideas a Peretti para la segunda temporada. Después, la vida me fue llevando a encontrarme con ellos y con Damián Szifron. Cuando la serie salió del aire, hubo un momento que se separaron, con sus diferencias, como Los Beatles. Pero hace cuatro años, en una Comic Con Argentina, se me ocurrió llamarlos porque la serie había subido a Netflix y estaba teniendo un éxito tremendo.

San Honorio es fan de Los Simuladores y había logrado reunir a los actores en 2016, para la Comic Con Argentina.

-¿Y qué hiciste?

-Le mandé un mail a Szifron y me dijo que él había intentado juntarlos muchas veces y no había podido. ‘Si vos lográs esto, me sumo al encuentro’, dijo. Y, en 2016, logré reunirlos para que hicieran un panel en la Comic Con. Ahí es cuando todo el grupo pudo resolver sus diferencias laborales y personales. A partir de entonces, empecé a tener un vínculo más estrecho.

-Contame cómo se gestó el video que se viralizó el sábado.

-El sábado leí en un post de Instagram que se cumplían 18 años del primer capítulo. Le escribí a Federico, primero. Mientras mandaba el audio, veo en el tele una cola enorme de autos esperando en el peaje, y me agarró mucha bronca. Inmediatamente en mi cabeza pensé: ‘Esto tiene que ser un operativo de Los Simuladores. ¿Qué pasaría si llamamos a nuestros héroes y aparecen en esta situación que lo amerita?’. A Federico le gustó; Diego me dijo que hiciera el guión. Y así empezamos.

Mirá también

-¿Por qué decidieron que hablaran como los personajes de la ficción y no como actores?

-Porque me parecía que los personajes le iban a dar más peso. Fue un spot breve, pero con la estructura de un operativo, cada uno en su rol. Hicimos dos borradores y llamé a una alumna que está en cuarto año de la carrera, fanática de Los Simuladores (Telefe). Y en una hora estábamos ya editando, dándole la mayor prolijidad posible a una cámara de celular. Y creo que funcionó. Hubo miles de comentarios en Instagram, incluso de famosos, que me decían que la gente tomó conciencia a partir del spot. Porque hay gente que no está entendiendo la gravedad de la situación, y sigue paseando al perro, saliendo a correr.

-¿Qué intimidad podés contar de la edición?

-Lo más divertido pasó con Peretti, que salió todo despeinado. Me mandó los videos así, porque estaba en su casa. Parecía Pity Alvarez. Al otro día, en Twitter lo cargaban y terminó siendo siendo trending topic #Pityen LosSimuladores. Debo decir que todos se entregaron en tiempo y forma y se ajustaron al guión. El que más me ayudó fue Fede D’Elía, porque es con el que tengo más relación. Hizo de productor.

Mirá también

-¿Creés que hay alguna chance de que el programa vuelva?

-No sé si como serie. Hubo algún radiopasillo entre guionistas y productores de que Netflix estaba interesado. Lo que sí es real, porque yo lo he hablado, y él lo ha manifestado públicamente, es que Damián Szifron tiene muchas ganas de hacer la película. Los chicos también tienen ganas. Ojalá se haga. Estaré ahí golpeando la puerta para que al menos me dejen escribir alguna escena (risas). Lo que te puedo decir es que hay Simuladores para rato, el sueño está más latente que nunca.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *