Coronavirus: Carmen Barbieri respira por sus propios medios y pudieron despertarla


Las buenas noticias sobre la salud de Carmen Barbieri siguen llegando. A casi dos semanas de haber sido inducida a coma farmacológico tras contagiarse de Covid y experimentar una serie de dificultades respiratorias, la actriz finalmente logró respirar por sus propios medios y los médicos pudieron despertarla.

“Sigue con sedación, pero mucho más leve. De hecho, está despierta”, le contó una persona de su entorno a LA NACION. “Gracias a Dios va mejorando”, agregó, asegurando que Barbieri ya no necesita asistencia para respirar.

Además de luchar contra el coronavirus, Carmen contrajo una bacteria intrahospitalaria a la cual también están intentando abatir. “En cuanto a esa bacteria que le detectaron la semana pasada, ya está siendo tratada con medicación y en unos días se sabrá si efectivamente fue eliminada”, explicó la fuente.

En el día de ayer el equipo médico había logrado bajar la fiebre de la actriz, cuadro que complicaba su situación. Una vez controlada la temperatura, el próximo paso era comenzar a despertarla lentamente, algo que lograron este martes.

Barbieri está internada desde el pasado 20 de enero en la Clínica Zabala, donde ingresó tras contagiarse de Covid. A los pocos días de llegar al hospital, su cuadro se complicó y tuvo que ser trasladada a terapia intensiva. A través de un chat grupal entre familiares y amigos íntimos, su hijo Federico Bal informa diariamente el parte médico de su madre.

“Esta enfermedad es muy difícil porque no te dejan estar con tus seres queridos y eso es lo que a mí más me duele: no poder estar cerca de mamá y darle un abrazo, porque toda esa ala de la clínica está cerrada al público, pero entiendo que están tomando las medidas necesarias para que nadie se contagie ni el virus se siga esparciendo”, explicó Bal hace unos días en diálogo con Marcelo Polino en Flor de equipo (Telefe), en donde manifestó que a Barbieri “la están cuidando mucho” y por eso “cada día tenemos mejores noticias”.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *