Coronavirus: Araceli González reveló su dramática experiencia con la enfermedad


Hace dos semanas Araceli González confirmó que dio positivo en coronavirus tras hacerse el hisopado, y aseguró que su esposo, Fabián Mazzei no había contraído la enfermedad. En las últimas horas la actriz reapareció en las redes y contó que finalmente todo su círculo familiar presentó síntomas propios del virus, excepto su hijo menor, Tomás Kirzner: “Es espantoso y no se lo deseo a nadie”.

A través de sus historias de Instagram le contó a sus seguidores todos los miedos que tuvo durante sus peores días con Covid-19: “Aparezco después de 12 días porque de verdad la pasé muy mal. No solo se trata de abordar nuestras vidas, sino de otras personas que compartieron con nosotros toda la cuarentena y este contagio derivó en que toda mi familia se contagiara”.

Araceli González contó cómo atravesó el coronavirus: “Tuve mucho miedo” – Fuente: Instagram @araceligonzalez67

La actriz comentó que los dolores corporales, la falta de aire, el dolor de cabeza y la fiebre fueron los síntomas que preponderaron durante las dos semanas que cumplió con el estricto aislamiento dentro de su casa. “Es un virus que no se lo deseo a nadie y los que lo pasaron por su cuerpo saben lo que se siente. Algunos tuvieron más suerte y otros no, como me pasó a mí”, sentenció.

Además aclaró que aunque recibió el alta hace un par de días, recién esta mañana pudo levantarse de la cama: “No ataca solo como virus, sino también psicológicamente, y esto es algo que te destruye porque todos los días te levantás pensando qué va a pasar hoy”.

Conmovida y con notoria preocupación, contó que su tío, quien tiene una enfermedad crónica, está internado en la Clínica Olivos con coma inducido porque su cuadro se complicó debido al Covid: “Estamos con un panorama bastante complicado por mi tío, que nos dan el parte diario; y también mi sobrino Vito, que es chiquito, está internado con fiebre hace siete días”.

“No subestimemos más este virus, ni siquiera con los más chicos, porque les afecta y sobre todo a nivel gastrointestinal”, insistió. Y agregó: “Este virus necesita un ataque profundo, y ser vacunados todos para que podamos vacunarnos; primero nuestros abuelos y nosotros, los de más 50 años a esperar hasta cuando nos toque”.

Sobre el final le agradeció a su marido por la contención que le brindó cada día, y a todos sus seguidores por los buenos deseos. “Cooperemos a diario para que todo el mundo tenga conciencia de la importancia de cuidarnos, y sobre todo, alimentémonos bien para estar más fuertes”, expresó.

“Fue lo más espantoso que me pasó en la vida y eso que yo vengo de una experiencia terrible del año pasado cuando tuve dos bacterias en sangre. Lo importante es no sentirte sola, porque ya de por sí el virus te genera mucha soledad y desolación; me llené de muchos miedos, que yo no tenía, y por eso agradezco hoy poder ver el día tal cual es”, concluyó.

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *