Coronavirus: 200 mil personas vieron el show de Alejandro Sanz por Internet



Por primera vez en su carrera, Alejandro Sanz dio un recital gratis por Internet, más precisamente, a través de su canal oficial de YouTube. Entonces, click mediante, en lugar de “espectadores” hubo “visualizadores”. ¡Y cuántos!

En promedio, durante la hora y cuarto de concierto, al cantante español lo vieron unas 200.000 personas. Un exitazo. Y más, si se tiene en cuenta que en el Movistar Arena de Bogotá, en Colombia, donde tenía previsto presentarse inicialmente, lo hubieran visto 14.000 admiradores.

A fines de febrero, y siempre con muy buena convocatoria, la “gira latinoamericana” del compositor de Corazón partío había pasado por el Hipódromo de Palermo, en Buenos Aires.

Y este fin de semana, queda dicho, el artista que más discos vende en España iba a cantar en Colombia: en Cali, Medellín y Bogotá.

Sin embargo, como ha sucedido en otras ciudades del mundo, debió suspender sus conciertos para evitar el contagio del coronavirus. Por eso, para sumarse a la campaña del “#quédate en casa”, armó este “show virtual”. Si hay pandemia, que sea con canciones melódicas.

En simultáneo con el concierto, el “chat en vivo” tuvo mucha actividad. (Juan Manuel Foglia).

Así, entre sillones, relojes y bibliotecas, el “escenario” se montó en el living de la casa de Julio Reyes, uno de los músicos invitados (también estuvieron Juanes, Gonzalo Rubalcaba y Guillermo Vadalá, el bajista que en su momento acompañó a Fito Páez).

“Como acá no hay público que nos aplauda, trajimos aplausos grabados”, dijo Sanz, sentado en una butaca alta, con gorrita de los New York Knicks y la camisa abierta.

Y agregó: “En medio de esta cuarentena mundial, queremos acompañarlos un rato… Y que todo mejore. Ayer (por este sábado) vi un video conmovedor, el de la gente aplaudiendo a los médicos españoles por el trabajo que están haciendo para combatir el virus”.

“Sean responsables”, pidió Juanes. “Si quieren ver a sus abuelos, háganlo, pero no se acerquen demasiado. O, en todo caso, comuníquense con ellos a través del Face Time”.

Antes de encontrarse para cantar, Sanz y sus colegas tomaron todas las “medidas preventivas”: se untaron las manos con alcohol en gel e hicieron el “saludo del codito”.

El repertorio arrancó con un tema de Joaquín Sabina, Contigo. Y siguió con Mi persona favorita, que Sanz canta junto a Camila Cabello. Y con Viviendo deprisa. Y con el gran hit de Juanes: La camisa negra.

El público lo pudo ver cómodamente en su casa: frente a una computadora de escritorio o en una notebook, en el mejor sillón, en la cama, tomando mate en la cocina (sin compartir la bombilla, eso sí)…

Además, los fans de Alejandro no tuvieron que hacer cola para ir al baño ni para sacar un pedazo de queso de la heladera (salvo que hayan invitado a varios amigos o familiares a ver el concierto).

También, en el “chat en vivo”, le escribían mensajes y le ponían emoticones (en especial de corazones) mientras Alejandro cantaba: “Qué bonito eres, chiquillo. ¡Te como!”, le dedicó la usuaria Silvia Núñez Cheza.

“Gracias por tanto, Ale. Te amo”, sumó Luz Barrios.

Mirá también

“Así el aislamiento es más llevadero. Gracias, Alejandro”, comentó Verónica Dols.

No faltaron los momentos de zozobra: cuando la página se colgó, los usuarios se desesperaron: “¿Qué pasa?”. “¡¡¡¡No veo nada!!!!”. “Se puso todo negro”.

El final fue para Burbujas de amor, otro cover, en este caso, de Juan Luis Guerra.

Luego, cuando el show terminó, las redes sociales siguieron llenándose de comentarios, la mayoría elogiosos, aunque no faltó el gracioso que les pidió a Sanz y Juanes que tocaran “una de Metallica”. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *