Con los contagios en caída, EE.UU. avanza al verano con la confianza de que ya controló la pandemia



WASHINGTON.- Estados Unidos golpea a la puerta del verano con la pandemia del coronavirus prácticamente bajo control. El país con la mayor cantidad de casos y de muertos –más de 33 millones, y 600.000, respectivamente– ha logrado “aplanar” la curva de contagios gracias al avance de la campaña de vacunación, y en las últimas semanas el promedio semanal de casos nuevos ha caído al nivel más bajo en un año.

Atrás parecen haber quedado los temores a las nuevas variantes del virus, y la preocupación de que la carrera entre las vacunas y las cepas que despuntaron en el Reino Unido, Manaos, Sudáfrica o la India pudieran desterrar el progreso que logró el país en los últimos meses. Aunque la vacunación ha perdido vértigo, más del 60% de los adultos recibieron al menos una dosis, y todo indica que la Casa Blanca alcanzará el objetivo del 70% para el 4 de julio, el Día de la Independencia.

Sea cual sea la estadística que se mire, todas se mueven en la dirección deseada. Los contagios, las hospitalizaciones, las muertes, y la cantidad de pruebas que arrojan un resultado positivo –que cayó a un piso histórico del 2,6%, según la Universidad Johns Hopkins–, todas van hacia abajo, exactamente en la dirección opuesta a la cantidad de personas vacunadas.

El clima que se respira en Washington se repite en otras ciudades del país: las terrazas de los restaurantes –que se ampliaron durante la pandemia– están repletas de gente, y cada vez es más común ver personas con la cara descubierto al caminar por las calles. Todas las actividades han vuelto a la normalidad o se preparan para hacerlo en las próximas semanas. Las principales salas de conciertos de la ciudad, como 9.30, The Anthem o Echostage ya han comenzado a vender entradas para los primeros conciertos de la post-pandemia, que comenzarán el mes próximo.

Detrás del giro aparece el avance de la campaña de vacunación, que se aceleró con el cambio de gobierno. Cuando Joe Biden llegó a la Casa Blanca, apenas el 6% de la población adulta había recibido al menos una dosis de una de las vacunas autorizadas. Ahora, más del 60% ya recibió una inyección, y la mitad ya está totalmente vacunada. Luego de más un año de devastación por el virus, los últimos avances han llevado a las autoridades a reforzar los esfuerzos para sostener la campaña de vacunación, sin bajar la guardia.

“Todavía estamos en guerra con el virus”, dijo la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, tras repasar las últimas cifras oficiales.

Oregon fue el último estado en sumarse a una tendencia: ofrecer a las personas que se vacunen por primera vez la entrada a una lotería. Ohio fue el estado pionero, y luego se sumaron Maryland y también Nueva York. La Casa Blanca también anunció que las aplicaciones para conseguir citas como Tinder, Bumble, Hinge o Match, que son utilizadas principalmente por los jóvenes, permitirán a sus usuarios anunciar que se han vacunado.

La administración de Biden podría alcanzar la meta trazada al inicio de su gestión: vacunar al 70% de la población estadounidense para el 4 de julio, el Día de la Independencia LA NACION

La caída de los contagios ha fortalecido la reapertura. Hoy, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que la ciudad dejará de ofrecer educación virtual el próximo otoño boreal, cuando comience un nuevo año escolar. Nueva York tiene el sistema educativo más grande del país, y la decisión que anticipó el acalde es una de las más significativas ya que ofrece un panorama nítido para millones de padres y estudiantes que han batallado el último año con los avatares de la educación a distancia. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, también dijo que espera que todas las escuelas abran a tiempo completo en el otoño.

“No solo tenemos buenas noticias esta mañana, tenemos noticias geniales esta mañana”, arrancó su anuncio un de Blasio exultante en el ayuntamiento de la ciudad. “Nueva York se está moviendo en la dirección correcta, nos estamos volviendo más saludables, nos estamos abriendo, nos estamos recuperando. Definitivamente estamos ganando la pelea contra el Covid-19”, remarcó de Blasio.

A mediados de mayo, el gobierno federal había dado otro paso decisivo hacia la normalidad cuando los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés) cambiaron su recomendación y anunciaron que las personas totalmente vacunadas –quienes hayan recibido la segunda dosis de Moderna o Pfizer, o la monodosis de Johnson & Johnson hace más de dos semanas– podían dejar de utilizar el barbijo en la mayoría de las actividades fuera de sus casas. Aunque la comunicación de la medida generó polémica y dudas, la nueva recomendación ya ha comenzado a ser adoptada y el uso de las máscaras es cada vez menos frecuentes.

Hace un año, el fin de semana largo del Día de la Memoria, que en Estados Unidos se considera el inicio informal de la temporada del verano, marcó el fin del primer confinamiento de la pandemia del coronavirus. Millones de personas dejaron atrás el aislamiento y salieron de sus casas a tratar de recuperar la normalidad en medio de las advertencias de las autoridades sanitarias del país por el riesgo a un nuevo pico de contagios, que en efecto comenzó a verse semanas más tarde. Este año, nadie espera que se repita esa advertencia.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *