como será el regreso del homicida justiciero que vuelve para saldar una deuda con sus ‘fans’

Después de ocho temporadas y 96 episodios, el 22 de septiembre de 2013 se emitió el último capítulo de Dexter. Fue un día de furia: la mayoría de los seguidores del segundo asesino serial más famoso de la ficción -el primero sería Hannibal Lecter- quedaron enojados por una conclusión que lejos estaba de clausurar la historia con un moño. Se sabe: las masas odian los finales abiertos.

Esa disconformidad popular fue la excusa perfecta para que este domingo 7 de noviembre, después de ocho años de ausencia, el homicida justiciero regrese a la pantalla.

“Dexter vuelve porque dejamos la historia en un lugar que era muy abierto, insatisfactorio en términos de cierre o de responder a ciertas preguntas. La posibilidad de volver siempre estuvo ahí”, nos dice Michael C. Hall, vía Zoom, desde su casa en el Upper West Side de Manhattan.

A los 50 años, Michael C. Hall se vuelve a meter en la piel de uno de sus personajes más exitosos en "Dexter: New Blood".

A los 50 años, Michael C. Hall se vuelve a meter en la piel de uno de sus personajes más exitosos en “Dexter: New Blood”.

Cómo había terminado Dexter

Recapitulemos. En aquel infausto capítulo final, la hermana de Dexter Morgan, Debra, descubría que él era realmente el carnicero de Bay Harbor, justo antes de ser baleada por el psicópata Oliver Saxon. No moría, pero complicaciones en la cirugía la dejaban en estado vegetativo.

Mientras se culpaba a sí mismo por la tragedia, Dexter la desconectaba de las máquinas que la mantenían con vida y arrojaba el cuerpo al mar, como acostumbraba a hacer con sus víctimas.

Mientras tanto, dejaba partir el avión que lo llevaría a un destino lejano (Argentina, adonde suelen escapar muchos criminales de ficción y también algunos reales) para empezar una nueva vida junto a su amor, Hannah McKay, otra asesina serial, y su hijito, Harrison.

Convencido de que todos sus seres queridos estaban condenados por su culpa, Dexter se subía a un yate y navegaba hacia el huracán que azotaba Miami. Más tarde la policía encontraba restos del barco y lo daba por muerto, pero veíamos a Dexter viviendo como un leñador solitario en Oregon.

Dexter y Hannah (Hall e Yvonne Strahovski), en la última temporada de la serie.

Dexter y Hannah (Hall e Yvonne Strahovski), en la última temporada de la serie.

Un final insatisfactorio

“Entendí por qué fue confuso e insatisfactorio para la gente”, asegura Hall, aplicando el lema aquel de que el cliente siempre tiene la razón. “Fue muy molesto verlo desconectar a su hermana de las máquinas del hospital, tirar su cuerpo al mar, volar hacia un huracán y después aparecer en Oregon cortando árboles, mirando a la cámara y sin decirnos nada. ¿Eso es todo?”

De todos modos, el actor admite que en aquel momento estuvo de acuerdo con terminar así la historia. Después de todo, desde la tercera temporada además de protagonista fue coproductor ejecutivo de la serie. Es decir, tenía cierto poder de decisión sobre el destino del forense de la policía de Miami que mataba asesinos en su tiempo libre.

“En mi comprensión del personaje, estaba justificado que pasara todo eso y que él se autoimpusiera el exilio. Pero también entiendo cómo eso fue profundamente insatisfactorio para las personas que veían el programa, que querían tener algún tipo de final catártico, resonante, en lugar de solo estas preguntas abiertas”.

“No extrañaba a Dexter”

Jennifer Carpenter y Michael C. Hall en "Dexter: New Blood".

Jennifer Carpenter y Michael C. Hall en “Dexter: New Blood”.

Hall dice que las repercusiones negativas abrieron en ese mismo momento la posibilidad de una novena temporada.

“Cuando terminamos el programa, vi que el final no había sido muy satisfactorio y sabía que seguiría existiendo la posibilidad de que regresáramos. ¿Por qué ahora? Porque surgió una historia que sentimos que valía la pena contar. Nuestra motivación es hacer algo que sea más definitivo que el punto donde dejamos la historia”.

-Muchos actores tienen un vínculo de amor/odio con sus personajes icónicos. ¿Cuál es tu relación con Dexter?

-No lo odio. Reconozco que es un personaje con el que siempre estaré asociado. Es parte del trato si hacés algo que es tan exitoso y continuo. Trato de no pasar demasiado tiempo pensando en eso, porque no es algo sobre lo que tenga control. Lo único que puedo hacer es no aceptar interpretar a otro asesino en serie.

Trato de hacer trabajos diferentes, ya sean ampliamente visibles o sólo para mi propio interés. No quiero sonar superficial, pero es lo que es y estoy bien con eso.

-¿Extrañaste al personaje en estos ocho años?

-Hacerlo fue un placer, pero no, no lo extrañé. Cuando me invitaron a reencontrarme con él y volver a interpretarlo, descubrí que lo disfrutaba y que todavía se sentía familiar; que todavía estaba ahí. Disfruté volver a él, pero en el ínterin no estuve anhelando a Dexter.

La vida antes y después de Dexter

Hall llegó a Dexter después de hacerse famoso en la excelente serie Six Feet Under como David, el hijo gay de la familia de funebreros Fisher. Egresado de Bellas Artes de la Universidad de Nueva York, en sus comienzos actuó en muchas puestas del off Broadway, varias de ellas de Shakespeare.

Hall, con Amanda Abbington, la coprotagonista de "Safe".

Hall, con Amanda Abbington, la coprotagonista de “Safe”.

En este lapso post Dexter volvió a Broadway en obras como The Realistic Joneses, Hedwig and The Angry Inch o Lazarus, entre otras. En el terreno audiovisual también estuvo ocupado. Hizo nada menos que del presidente John F. Kennedy en un capítulo de la segunda temporada de The Crown y protagonizó dos series: el policial Safe y el drama histórico The Defeated (ambas disponibles en Netflix).

Además, en estos años Hall se casó por tercera vez. Después de sus matrimonios con las actrices Amy Spanger (2002-2006) y Jennifer Carpenter (2009-2011), que hace de su hermana en Dexter, se unió a la crítica literaria Morgan Macgregor en 2016.

Cómo es Dexter: New Blood

A los 50 años, su asesino serial volvió a llamarlo. Dexter: New Blood retoma la historia diez años después del final de la octava temporada. Pero el antihéroe ya no está en Oregon ni mucho menos en Miami, sino en una cabaña en un bosque no muy lejos de un pueblito llamado Iron Lake, en el estado de Nueva York, donde vive bajo el falso nombre de Jim Lindsay.

Julia Jones y Michael C. Hall en "Dexter: New Blood", la serie que retoma el viejo clásico de final insatisfactorio para sus fans.

Julia Jones y Michael C. Hall en “Dexter: New Blood”, la serie que retoma el viejo clásico de final insatisfactorio para sus fans.

“El primer episodio da una idea del nuevo contexto de su vida. Vive aislado y haciendo sus quehaceres domésticos: corta su propia madera, tiene sus animales. Son rituales que lo ayudan a mantener su abstinencia”, narra Hall.

“Y, sin embargo, logró rodearse, consciente o inconscientemente, de elementos que le son familiares. Trabaja en una tienda de artículos para caza, pesca y camping, está gran parte del día parado detrás del mostrador de cuchillos, vendiéndoselos a la gente. Está saliendo con la jefa de policía de la ciudad. Así que a pesar de su deseo de dejar atrás su pasado, se está rodeando de ecos de ese pasado”.

Dos viejos conocidos y la gran novedad

Además del propio Dexter, volverán sólo dos de los personajes conocidos. Se trata de Jennifer Carpenter (como Deb) y John Lithgow (como Arthur Mitchell/Trinity Killer). Como ambos murieron, reaparecerán en forma de visiones del atormentado protagonista.

Jack Alcott como Harrison, el hijo de Dexter en  "Dexter: New Blood"

Jack Alcott como Harrison, el hijo de Dexter en “Dexter: New Blood”

La gran novedad de esta novena temporada es que Dexter deberá hacerse cargo de la crianza de su hijo, Harrison, que creció y viajó en busca de su padre desde la remota Buenos Aires. “Nunca estuve allá, me gustaría. Creo que la elección de Argentina se debió a que Hannah se quería alejar lo más posible, pero habría que preguntarle a ella”, bromea Hall.

“El tiempo que pasó permitió que Harrison se convirtiera en un adolescente. Gran parte de esta nueva serie trata sobre esa relación. Dexter y Harrison están en una edad en que las posibilidades de contar historias son mucho más ricas y complicadas de lo que habrían sido si hubiéramos hecho algo antes”.

-¿Por qué el público se interesa en los asesinos en serie?

-Porque son quizás los ejemplos más extremos y potentes de la manifestación de la oscuridad. Una oscuridad que tal vez todos hasta cierto punto compartimos, aunque en otro grado.

-¿Se podría pensar a Dexter como un superhéroe que tiene el superpoder de matar a los villanos y salirse con la suya?

-Sí, se puede ver al personaje y la serie como si fuera una historia de superhéroes. Pero Dexter no piensa en sí mismo como un superhéroe, y yo tampoco lo veo así. A pesar de sus afirmaciones de que no es completamente humano, nadie se lo cree del todo. Es un ser humano que carga un impulso realmente pesado. Aunque sí, se encarga de liquidar a los malos.

"Dexter: New Blood" arranca este domingo 7 de noviembre.

“Dexter: New Blood” arranca este domingo 7 de noviembre.

-¿”Dexter” es una apología de la justicia por mano propia?

Es una especie de justiciero, definitivamente. Una vez más: no creo que él piense en sí mismo de esa manera. Solo está lidiando con las cartas que le tocaron. Y esa es otra parte de por qué a la gente le gusta el personaje.

Vivimos en un mundo donde las cosas se sienten cada vez más fuera de nuestro control, y Dexter es alguien cuya ética es cuestionable, pero está tomando el control de un pequeño rincón del mundo a su manera.

-¿Six Feet Under y Dexter cambiaron tu punto de vista sobre la muerte y los cadáveres?

-No lo creo. Tuve experiencias de muerte cuando era chico y nunca negaría esa realidad. Nuestra relación con el hecho de nuestra mortalidad es fundamental para nuestra existencia como seres humanos. No creo que sin Six Feet Under o Dexter hubiera estado más o menos propenso a lidiar con ese hecho.

"Dexter: New Blood" retoma la historia una década después de haberla abandonado.

“Dexter: New Blood” retoma la historia una década después de haberla abandonado.

-¿Dexter está de alguna manera cerca de David Fisher?

-A veces siento que David Fisher fue la primera víctima de Dexter (ríe). Pero sí, tienen similitudes. De formas muy diferentes, pero ambos están rodeados de muerte, ambos tienen relaciones internas muy complicadas con su padre, ambos lidian con un cierto grado de secretismo y represión. .

-En uno de los primeros capítulos de Dexter: New Blood se menciona el calentamiento global. Ahora muchas ficciones parecen sentirse obligadas a tratar temas de actualidad como ese, el MeToo o Black Lives Matter. ¿Dexter también?

-No aspiramos a que la serie sea explícitamente política, pero estamos haciendo un programa que existe en alguna versión del presente de nuestro mundo contemporáneo. Por eso se justifica esa referencia. Puede haber algunos componentes inherentemente políticos en el mundo de la serie, pero bajar línea no está en nuestra agenda. Nos enfocamos en Dexter.

El primer capítulo de Dexter: New Blood estará disponible desde el domingo 7 de noviembre en Paramount+. Serán diez episodios: se irán estrenando de a uno cada domingo. Las ocho temporadas anteriores están disponibles en Paramount+, Amazon Prime Video y HBO Max.

E.S.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *