Cómo fue el rating del miércoles



Tras ganar las tres franjas, Telefe se quedó con el rating del miércoles 11 de noviembre, por una diferencia de 3 puntos sobre El Trece, su principal competidor.

Lo más visto de la jornada fue MasterChef Celebrity. El reality de gastronomía del canal de las pelotitas armó una “noche futbolera” y le dio muy buenos resultados: midió 19,6 puntos.

En segundo lugar, de la misma emisora, se ubicó la novela turca Fuerza de mujer, que llegó a los 12,5.

El podio lo cerró Bienvenidos a bordo. El ciclo de entretenimientos liderado por Guido Kaczka hizo 11,2.

Detrás de Guido, Hernán Drago y compañía, en el canal comandado por Adrián Suar se ubicó Cantando 2020. El reality de famosos, que en este caso demuestran sus virtudes como intérpretes musicales, alcanzó los 9,7.

En Elnueve, a su vez, el programa con mayor audiencia fue Bendita (3,8); en América, Intrusos (3,2); en la Televisión Pública, Cocineros argentinos (1); y en Net TV, la repetición de Editando tele Net (0,9).

La de este miércoles en MasterChef Celebrity fue una noche con camisetas, pelotas, cantitos, comida acorde… Pero no fue un partido en el que se destacó precisamente el fair play.

La jornada comenzó con los tres jurados, Dolli Irigoyen, Damián Betular y Donato de Santis, saliendo de un túnel inflable, vestidos con la camiseta de sus equipos: Irigoyen y Betular, de Boca, y de Santis, de Racing.

Mientras los cuatro participantes (faltó Leti Siciliani por problemas personales) no podían creer lo que veían, apareció Daniel “Rolfi” Montenegro para plantear la consigna de la noche: preparar comidas similares a las que se venden en las canchas del mundo.

También, Montenegro recordó sus primeros pasos como jugador en Huracán, donde compartió plantel con el Turco García, uno de los competidores del reality.

Rolfi Montenegro, ex jugador de Huracán, como el Turco García.

“Fue uno de mis padrinos. Fue muy importante cuando recién comenzaba”, deslizó Rolfi. Y el Turco recordó con ironía esos años: “A mí estos pendejos me sacaron del fútbol…”.

Una vez que empezaron a trabajar en sus platos, los participantes recibieron la gran noticia de que el desafío iba a ser solo por las medallas de beneficios. O sea, nadie iba a quedar sentenciado.

Pero la alegría les duró un rato. Sobre la hora, Betular les pidió que frenaran: “El Turco todavía no tiene el relleno, Federico tiene los calamares sucios, Belu recién va por su primera pizza rellena y Boy no tiene la salsa pico de gallo hecha…”, se enojó. “Cambiamos de opinión, uno de ustedes va a la gala de eliminación directa, así que pónganse las pilas”.

El anuncio fue un mazazo. “¿Qué? No podés jugar con nosotros así. No está bien esto. ¿Dónde está Martitegui en este momento? Es un señor del bien comparado a cómo está Damián hoy. ¿Qué le pasa? ¿Está durmiendo bien?”, bramó Fede Bal.

Belu Lucius también se alteró: “Ahora no me podés venir a cambiar las bases y condiciones del juego”.

Hasta Boy Olmi, famoso por su calma habitual, se mostró fastidiado. Aunque el peor fue el Turco García, que le echó la culpa de las fallas de su plato al jurado porque lo puso “nervioso”.

WD

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *