Cómo fue el primer pase entre Eduardo Feinmann y Jorge Lanata en Radio Mitre

A las 9.50 se encontraron en el pase el conductor de Alguien tiene que decirlo, Eduardo Feinmann -que debutó hoy en la primera mañana de Radio MItre, de 6 a 10- con Jorge Lanata, a cargo de su potente espacio Lanata Sin Filtro.

Será “un pase democrático”, tal como lo había definido Jorge Lanata, que tomará cada mañana diez minutos de cada uno de los programas y que lauda salomónicamente tras la controversia generada entre Lanata y Marcelo Longobardi por la entrega de la señal, el año pasado.

En su reencuentro con la audiencia de Radio Mitre, Eduardo Feinmann dejó un clima de entendimiento, respeto y “buena onda” con Lanata para estas charlas diarias que tendrán estos dos influyentes periodistas entre 9.50 y 10.10.

“Estábamos como una pareja que se conoció en Tinder y que sale por primera vez”, señaló Lanata como apertura y de paso, quebrar con el hielo, lo cual se produjo instantáneamente.

Jorge Lanata Eduardo Feinmann harán todos los días el pase entre las 9.50 y las 10.10.

Jorge Lanata Eduardo Feinmann harán todos los días el pase entre las 9.50 y las 10.10.

Un clima distendido, con un comienzo común trabajando como movileros, destacó Lanata. Feinmann recordó su cobertura en Tribunales por el Yoma Gate y la espera de la jueza María Servini de Cubría. “Esperas interminables al pedo de ocho horas”, recordó Lanata su experiencia en la cuestión, aunque destacó que cuando sucedía el Yomagate, el ya dirigía el diario Página 12.

Tiempo de bromas

Lanata habló en broma de una supuesta carta de la Embajada de los Estados Unidos para que bajen los niveles de coima durante el gobierno de Carlos Menem, aunque “a fuer de ser sincero el gabinete de Menem al lado del actual es un lujo; al menos habían ido a la escuela”, señaló el conductor de Lanata sin filtro.

El clima distendido fue el sello de este “pase democrático”. Hablaron del acuerdo con China, al que definieron como extraño y se centraron en las supuestas confusiones del presidente que cree que Rusia es comunista y que China es maoísta.

Feinmann trataba de capitán a Lanata ante su rechazo por ese mote. “Soy marinero”, se diferenció Jorge.

Luego el periodista recordó que Alderete, el líder de Barrios de Pie, es maoísta, cuando ya nadie podría definirse como tal. A Kicillof, el humorista Rolo Villar lo tildó de marxista en la línea Groucho. Otro comentario mereció el fallido del presidente argentino que saludó como un japonés al llegar a China, que tiene otra manera de saludo protocolar.

Idioma inclusivo

Entre bromas y chicanas hacia el gobierno que incluyeron la idea de forzar el idioma inclusivo, Feinmann afirmó: “En estas oportunidades nos damos cuenta de quién es un pelotudo”. Se fueron poniendo serios respecto de este último tema, en especial diciendo que la posibilidad de manejar ese término inclusivo sería allanar el camino para la gente con inconvenientes, dar trabajo y no quedarse en una cuestión puramente idiomática, que tampoco significa nada.

Jorge Lanata y Eduardo Feinmann compartieron el pase en Radio Mitre.

Jorge Lanata y Eduardo Feinmann compartieron el pase en Radio Mitre.

Fue un primer pase relajado, en el que intervinieron  los equipos de cada uno de los programas , lo que añade un ritmo interesante a este traspaso de conducción. Hablaron de sus segundos nombres (Ernesto para Lanata; Guillermo para Feinmann), de sus signos y dejaron la sensación inocultable de un entendimiento. Terminaron opinando sobre la calidad de las puteadas, las mejores, las de Lanata y cerquita, las de Hebe Bonafini.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *