Cómo es Otoño tango, el espectáculo que renueva el 2×4



El baile de tango tiene dos formas básicas de manifestarse: una, como género de baile social -o para decirlo con un término un poco antiguo, como baile de salón-; la otra, como expresión escénica. A su vez, el tango escénico está mayormente identificado, desde hace décadas, con el espectáculo más bien efectista para un público de turistas.

Hay otras alternativas, sin embargo: aquellas que cada vez más asiduamente proponen bailarines y coreógrafos que necesitan contar otras cosas sobre el escenario a partir del baile de tango. Otoño tango, flamante estreno en medio del verano porteño, ha buscado ese camino. Sus directores y creadores, Lucila Segura y Lautaro Cancela, crearon esta obra de tango contemporáneo reuniendo varios elementos que salen de los formatos convencionales: tres parejas de bailarines a los que diversas situaciones les demandan distintos modos de interpretar; el personaje de un pintor, el de un sastre y el de otra bailarina, que representa el papel de una musa inspiradora.

No siempre es fácil deducir las fuentes de las que nace una obra escénica y muy en particular una obra de danza, con su lenguaje tanto más abstracto. Pero en cierta forma los personajes de la musa (Yesica Lozano), del pintor (el cantante Alfredo Pittis) y del sastre (el actor Jorge Costa), y algunas de las escenas que los incluyen, remiten al hermoso cine musical hollywoodense de las décadas del ’40 y el ’50.

“Otoño tango”, en La Carpintería.

Son también imaginativos los momentos coreográficos que eluden los recursos acrobáticos extremos del tango de show para turistas; esas acrobacias que despiertan de una manera casi mecánica el aplauso del público pero que en Otoño Tango parecen innecesarias y un poco fuera de lugar. Cuando en cambio se concentran en la propia naturaleza del momento coreográfico que se juega en escena, aflora algo distinto, más profundo e interesante.

“Otoño tango”, en La Carpintería.

Como fuera, la obra es una valiosa propuesta en un paisaje –el del tango escénico- en el que están comenzando a despuntar expresiones renovadoras. Muy destacado, por otra parte, es el desempeño de las parejas de bailarines: Claudio González y Julia Urruty, Yanina Muzyka y Emmanuel Casal y los propios Lucila Segura y Lautaro Cancela. La selección de los temas musicales es realmente preciosa: tanto los que acompañan las coreografías como los que interpreta Alfredo Pittis.

Dónde y cuándo

Jueves de febrero y marzo, a las 20. En La Carpintería, Jean Jaurés 850.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2