Cómo es la gira de Genesis, la última de Phil Collins

Sentado en un taburete alto, Phill Collins abrió la esperada gira reunión de Genesis, The Last Domino, en Birmingham, Inglaterra con un sentido “Tardé mucho en llegar”. Después de una pausa de trece años, la banda se lanzó a un tour que comprende 37 conciertos entre el Reino Unido y los Estados Unidos, desde el 20 de septiembre hasta el 16 de diciembre.

Con la troika más exitosa de la historia de Genesis, es decir, Mike Rutherford en guitarra y bajo, Tony Banks en teclados y Collins en voz, apoyados por el hijo de Phil, Nic Collins en batería, verdadero sostén rítmico en el escenario y Daryl Stuermer en guitarra, el grupo sonó en el lanzamiento de su tour potente y con un groove sólido y flexible.

Además, le agregó una sección instrumental particularmente fuerte como es una de las características de esta histórica banda.

La salud, ese problema

Si bien los problemas de salud mantuvieron casi todo el tiempo sentado a Phil Collins, su voz logró sonar con proyección y conseguir ese encantamiento que alcanzaba el grupo en el que música y voz eran de una elogiable plasticidad.

En el segundo tema, Turn It On Again se disiparon bastante las dudas sobre la capacidad vocal de Collins que con un largo oficio fue calentando el clima a partir de una entrada serena que lo tuvo como principal protagonista. Ya no tiene la voz que tenía en 1987, tampoco en 2007 (su última gira con la banda), pero sigue transmitiendo esa necesaria convicción, infaltable en un gran cantante de rock.

El grupo desarrolló un repertorio con quince canciones y tres bises en el que mantuvieron un delicado equilibrio entre los grandes éxitos pop, que son los que espera la audiencia más reciente y esas otras composiciones de melodías complejas, más del rock progresivo, que anhela escuchar un pequeño grupo de seguidores.

Y aunque inicialmente parece complicado relacionar Tonight, Tonight, Tonight con The Lamb Lies Down On Broadway, porque responden a épocas tan diferentes en lo conceptual, el intento salió airoso y si bien. Podríamos afirmar que el concierto merece largamente la expectativa que despertó esta gira.

A pesar de sus problemas de salud,  Phil Collins conserva una voz poderosa. Foto Reuters

A pesar de sus problemas de salud, Phil Collins conserva una voz poderosa. Foto Reuters

En nombre del hijo

Genesis sigue sonando bien y buena parte de este logró está en manos precisamente, de Nic Collins, un baterista preciso que por momentos consiguió que Phil se incorporara para verlo tocar de cerca mientras sonreía como un padre legítimamente satisfecho. Una licencia que el rock, hoy tocado por artistas de setenta años, no se permitía en su juventud.

Otro aspecto remarcable pero no por eso novedoso fue la interpretación de las canciones de la época de Peter Gabriel dentro de popurrís o con arreglos que sólo aquellos históricos seguidores pudieron reconocer. The Cinema Show, In That Quiet Earth y I Know What That Like (In Your Wardrobe) incluidas en el repertorio estuvieron dedicadas a ese pequeño grupo que los sigue desde siempre.

Tony Banks, Phil Collins  y Mike Rutherford, el núcleo dura de Genesis 2021. Foto AFP

Tony Banks, Phil Collins y Mike Rutherford, el núcleo dura de Genesis 2021. Foto AFP

El repertorio también incluyó Mama, Land Of Confusion, Home By The Sea, Second Home By The Sea, Fading Lights, Afterglow, That’s All, Follow You,Follow Me, Dutches, No Son of Mine, Fight of Fight y Carpets Crawlers.

La banda como siempre cuidó el aspecto escénico con una plataforma de iluminación móvil que parecía un dominó gigante, efectos de niebla y una pantalla que mostraba novedosas animaciones para cada canción. El bis tuvo un gran momento con I Can’t Dance, que sonó potente y atrevido, seguido de sólo la introducción de Dancing With The Moonlit Knight y un cierre clamoroso con Carpets Crawlers.

Collins avisó que esta sería su última gira con Genesis; el concierto de apertura en Birmingham (este 27 y 28 de septiembre tocan en Leeds y el 29 en Newcastle) tuvo la calidad de un reencuentro justificado; el grupo sigue sonando ajustado y con esa calidad histórica. Si esta es realmente la gira de despedida de Collins dejará el mejor recuerdo entre sus seguidores.

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *