Cómo es Biohackers, la serie alemana de Netflix que inquieta en plena pandemia



Alemania demostró ser una tierra fértil para la creación de producciones de Netflix. Esta vez apuesta a una temática de vanguardia. Biohackers juega con los beneficios de los avances tecnológicos usados en la medicina y cuestiones de ética a la hora de cómo utilizarlos, mezclado con relaciones y dramas juveniles.

La serie logró convertirse en tendencia entre los usuarios de la Argentina.

Los seis capítulos fueron creado por Christian Ditter, quien dirigió la comedia romántica de Dakota Johnson y Rebel Wilson How To Be Single y el romance de Lily Collins y Sam Claflin Love, Rosie. El guión sigue a Mia (Luna Wedler), una chica que comienza a estudiar medicina y se anota en las clases de la desconcertante profesora Tanja Lorenz (Jessica Schwarz).

Lorenz es una profesional admirada en la Universidad de Friburgo y la mejor en su campo. Anima todo el tiempo a sus estudiantes a aprender los beneficios de la biología sintética y los nuevos desarrollos.

Mia, con un ratón modificado. Foto: Netflix.

Al principio parece que Mia persigue ese personaje porque lo tiene en un pedestal, y se esfuerza académicamente para llamar su atención. Pero, a medida que se desarrolla la historia, se revela que su verdadera razón para querer acercarse a Lorenz es mucho más oscura y se relaciona con la muerte de su hermano.

Mia se hace amiga del asistente de Lorenz, Jasper (Adrian Julius Tillmann), para saber todo de ella. La serie pone como elemento central a la biología, a las modificaciones genéticas y pone de manifiesto cómo pueden impactar en la sociedad mundial. Tanto para bien como para mal. Lo muestra como un mundo fascinante que logra cautivar hasta a los menos interesados en células, ADN o ARN.

Con el correr de los capítulos, la serie empieza a tomar un giro cada vez más misterioso y hasta puede llegar a tener cierta conexión con la pandemia actual. Tal es así, que Netflix decidió postergar el estreno para evitar asociaciones. Aunque no hay cuarentena, sí existe un virus y la necesidad de crear una vacuna.

Mia y Jesper, los personajes de Biohackers. Foto: Netflix.

Sin embargo, la serie pone su foco en los protagonistas adolescentes. La vida estudiantil, un triangulo amoroso, las fiestas, las citas y la relación de Mia con sus tres compañeros de cuarto, quienes dos de ellos son extremadamente inteligentes y extravagantes. A la otra no le va muy bien con los estudios, pero sí con los chicos. A simple vista, Mia parece la más tranquila de ese cuarteto.

La historia se cuenta en distintas líneas temporales, lo que puede llegar a causar una confusión en algún espectador un poco desconcentrado. A medida que pasan los minutos y la tensión aumenta todo se va uniendo en un solo hilo conductor.

Gracias a la gran aceptación del público, Netflix ya confirmó una segunda temporada. “Es genial que los Biohackers continúen. Temáticamente, la segunda temporada también se ocupará de cuestiones morales y éticas en torno al biohacking y la edición del genoma”, dijo Ditter a Deadline.

Lo único que se conoce es que las grabaciones se harán entre Munich y Friburgo. Los nuevos capítulos tendrán que responder varios interrogantes, ya que el final de la primera temporada deja a los televidentes con más dudas que certezas.

SL

 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2