Chocobar: “Le pido a Dios que los ilumine para que tomen la mejor decisión”



Antes de que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOM) porteño N° 2 de a conocer el veredicto del juicio donde es juzgado por haber matado a balazos a un ladrón, el policía Luis Chocobar dijo: “Gracias señores jueces por darme esta oportunidad. Quería decirles que yo cumplí con la ley. Cumplí con mi deber. Le pido a Dios que los ilumine para que tomen la mejor decisión”.

Así lo sostuvo Chocobar en el momento en que los acusados tienen la oportunidad de decir las palabras finales antes de que los jueces deliberen y den a conocer el veredicto.

El fallo, en principio, se dará a conocer hoy a las 15, después de un cuarto intermedio. En el debate no solo fue juzgado Chocobar. En el banquillo de los acusados también estuvo el cómplice del ladrón muerto, que en el momento de los hechos era menor de edad.

Antes de comenzar la audiencia donde Chocobar dijo sus palabras finales, Fernando Soto, uno de sus abogados, afirmó: “No tengo ninguna duda de que lo van a absolver. Les voy a decir lo que dijo la fiscal: ´de ningún modo estamos frente a un caso de gatillo fácil, no es una pena de muerte instantánea, no es una ejecución extrajudicial, para nada´”.

La fiscal Susana Pernas pidió que Chocobar, que anteayer cumplió 34 años, sea condenado a la pena de tres años de prisión y que sea inhabilitado durante seis años para desempeñarse como policía. Para la representante del Ministerio Público se trató de un homicidio en exceso del cumplimiento del deber.

En cambio, Ivonne Kukoc, la madre del ladrón muerto, representada por Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación, solicitó que el policía sea condenado a la pena de prisión perpetua.

“No se puede ser indulgente con estos abusos policiales. Quedó probado que Chocobar le disparó unas seis veces directamente al cuerpo de quien corría de espaldas y no representaba ya un peligro para nadie. También es falso que haya disparado para abajo”, sostuvo Pablo Rovatti, titular del Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación.

El caso que llegó a debate ocurrió el 8 de diciembre de 2017 en la Boca cuando dos delincuentes en Garibaldi y Olavarría, en la Boca, apuñalaron y dejaron al borde de la muerte al turista de los Estados Unidos Frank Joseph Wolek, quien ahora tiene 57 años.

Chocobar, integrante de la Policía Local de Avellaneda, después de identificarse y dar la voz de alto, persiguió a los ladrones que intentaron escapar con la cámara de fotos de la víctima.

Desde que empezó el juicio, en octubre pasado, hay manifestaciones en apoyo a ChocobarMauro Alfieri

Uno de los ladrones, que en el momento de los hechos era menor de edad, logró escapar. El otro murió después de ser baleado por Chocobar. Juan Pablo Kukoc, de 18 años, fue alcanzado por dos proyectiles cuando corría en dirección hacia su casa. El uniformado sostuvo que se sintió amenazado por el delincuente que estaba armado con un cuchillo.

“El alegato del Ministerio Público nos deja más cerca de la absolución. La fiscal, como contestando a la querella, dijo que no se trató de un caso de gatillo fácil y que Chocobar cumplió con su deber cuando defendió a Wolek y cuando persiguió a los ladrones. Pensé que iba a pedir su absolución, pero consideró que se trató de un homicidio en exceso del cumplimiento del deber”, sostuvo a LA NACION el abogado Fernando Soto, uno de los defensores del uniformado.

En cambio, para el cómplice de Kukoc, cuya identidad no se publica porque en el momento de los hechos era menor de edad, la fiscal Pernas pidió una condena de 18 años de prisión.

Hoy a la tarde, los jueces Fernando Pisano, Jorge Ariel Apolo y Adolfo Calvete darán a conocer el veredicto.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *