Certificado Covid: los países de la Unión Europea reabrirán fronteras a los turistas vacunados



BRUSELAS.- Las fronteras de la UE se reabrirán para aquellos turistas vacunados contra el coronavirus, en base a un acuerdo que alcanzaron hoy los 27 países miembro. Dicha apertura tendrá, de acuerdo a los parámetros establecidos por el bloque, una cláusula primordial: que las personas hayan sido inoculadas con vacunas que cuenten con el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamentos (EMA): Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

Sin embargo, su aplicación no es obligatoria, y los Estados miembro podrán también autorizar la entrada de turistas extranjeros inmunizados con otros sueros que tengan el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las condiciones para que los viajeros vacunados puedan entrar en la UE es que hayan recibido la pauta completa de vacunación -las dos dosis, en la mayoría de los fármacos- al menos catorce días antes de su viaje, de acuerdo a lo consensuado por los Estados miembro, en una reunión a nivel de embajadores, en Bruselas.

El convenio debe ser aún formalizado a nivel de ministros, lo que probablemente se hará mañana en una reunión de los responsables de Comercio, y entrará en vigor a partir de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Los representantes de las capitales quisieron asegurarse que los viajeros de terceros países no gozarán de un trato privilegiado con respecto a la situación de los europeos, por lo que la recomendación deja en claro que un Estado miembro solo podrá abrir su frontera si ya tiene en cuenta las vacunas para levantar cuarentenas, o la exigencia de PCR a sus propios habitantes, hasta la entrada en vigor del Certificado Covid europeo.

Este documento, el “digital green certificate”, será una especie de pasaporte sanitario que tendrá soporte en una app con un código QR o se podrá obtener en formato impreso. Tal como señaló LA NACION, el pase deberá certificar la vacunación contra el Covid, con el número de dosis recibidas; el alta médica tras haber cursado la enfermedad en los seis meses anteriores, con la comprobación de los anticuerpos a través de un test; o los datos de un hisopado negativo.

Como la gestión de la frontera es un asunto de competencia exclusiva de los gobiernos nacionales, lo pactado a nivel europeo es un compromiso para aplicar los mismos criterios en los 27 Estados, lo que no evita que cada país pueda decidir criterios más estrictos.

Otra de las actualizaciones acordadas por las capitales, con respecto a los criterios para permitir la entrada en la UE, es la revisión de la tasa de incidencia. Hasta ahora, los Estados miembro limitaron el permiso de viaje a países cuya incidencia no superaba los 25 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, un umbral que ahora se relajó hasta los 75 casos positivos por cada 100.000 habitantes.

Los países de la UE también reforzarán el llamado “freno de emergencia” que les permitiría cerrar la frontera reabierta o aplicarle a algún país otras restricciones que limiten los viajes, en caso de que se disparen los contagios o se detecte una alta incidencia de nuevas variantes en dichas naciones.

Al margen del compromiso asumido por los países miembro para reabrir el turismo a extranjeros vacunados, en la UE ya cuentan con una lista de naciones cuya situación epidemiológica es igual o mejor que la de Europa, a las que abren su frontera por considerar que no plantean un riesgo. La lista se limita a rutas con salida o llegada a Australia, Israel, Nueva Zelanda, Ruanda, Corea del Sur, Singapur, Tailandia y China, aunque en este último caso está sujeto a la condición de reciprocidad, que por el momento Pekín no cumple.

La última revisión se realizó el 5 de mayo, para incluir a Israel en este listado, y de acuerdo a los nuevos criterios acordados será actualizada probablemente a fines de esta semana.

Agencias DPA y AFP

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *