Cats: a otro gato con esta madeja



Durante Jellicle Songs for Jellicle Cats, el emblemático primer tema de Cats, se ve una inscripción en una pared.

Dice “Wake Up and Dream”, o sea Despierta y sueña, lo cual no deja de ser un buen consejo ni una premonición por lo que vendrá.

Uno pude quedarse dormido. Y tal vez la pase mejor.

Mucho se le viene pegando a esta película, que adapta el musical de Andrew Lloyd Webber, por varios motivos. Que los efectos visuales son malos, que no estaban terminados. Pero muchos olvidaron el esencial. Y es que Cats es un musical viejo, que ya al verlo en los ’90 en el Winter Garden de Broadway daban ganas de levantarse terminada la tercera canción.

El principal pecado que tiene Cats, la película, es que es aburrida. Y contra eso no hay remedio. Son muchos personajes y el filme de Tom Hooper sigue casi al pie de la letra al original. Y entonces cada gatito tiene su presentación musical.

Y lo que en escena puede ser más o menos soportable, en la pantalla llega un momento que es intolerable.

No es que Cats le vaya a meter el gato al espectador, porque da lo que Cats era en el original. Una historia simple, sencilla, en la que la tribu de los gatos Jélicos toman la “elección jelical” y se decidirá cuál de ellos tendrá una nueva vida.

Pero para que llegue Memory, otro de los hits del musical, falta una eternidad.

Mientras, la primera que llega al barrio es Victoria. Es interpretada por Francesca Hayward, Primera bailarina del The Royal Ballet, así que sus movimientos no son por CGI. Sí los de sus orejas, y los de todos los felinos, entre los cuales -pobres- se encuentran Judi Dench, James Corden, Idris Elba, Jennifer Hudson, Ian McKellen, Rebel Wilson -bueno, no tan pobre-, Jason Derulo y Taylor Swift -ténganle paciencia, que ya va a aparecer-.

Cats tiene buenos momentos cinematográficos, pero son contados y habría que separarlos del resto para que no se contagiaran.

Hooper, ganador del Oscar por El discurso del Rey, había tenido su muy buen momento musical adaptando Les miserables, así que no había por qué pensar que todo saldría mal, con él dirigiendo y tamaños actores…

Otro de los puntos que le juega muy en contra a la versión que llega a Latinoamérica es la traducción. No sólo por las rimas, sino por el cambio de sentido de las frases.

En síntesis, que si no le gustan los gatos, ni se acerque a los cines, pero si ama el musical tampoco crea que se va a sentir satisfecho. A otro perro con ese hueso, y a otro gato con esta madeja.

“Cats”

Regular

Comedia musical. Reino Unido/EE.UU., 2019. 110′, ATP. De: Tom Hooper. Con: Francesca Hayward, Taylor Swift, Judi Dench. Salas: Hoyts Abasto, Cinemark Palermo, Showcase Belgrano.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *