Cato, con Tiago PZK, es más que una sorpresa agradable

No es ésta la primera vez que un cantante salta a la pantalla grande en una película. Pero estos tiempos no son aquellos en los que esas producciones servían simplemente para vender entradas -y más discos- de los artistas “de moda”. No importaban casi nunca las historias, ni la construcción de los personajes.

Eran filmes pasatistas.

La diferencia con Cato, el personaje que encarna Tiago PZK, es una sola.

Tiago PZK es Cato, sí, intenta abrirse camino en la música. Pero pasan cosas. Foto Disney

Tiago PZK es Cato, sí, intenta abrirse camino en la música. Pero pasan cosas. Foto Disney

Es creíble.

Contra todos los prejuicios que cualquiera puede llevar al entrar al cine a ver una película protagonizada por alguien que no es precisamente actor, Tiago -un joven rapero de 20 años cuyos temas tienen millones de reproducciones- es toda una revelación. Una sorpresa.

Y no es que su personaje no tenga puntos en común con el autor de Sola -su tema, que lo volvió famoso-, ya que Tiago Uriel Pacheco también, como Cato, tuvo que vivir con su mamá y su hermana y sostener esa familia sin padre.

Daniel Aráoz es uno de los coprotagonistas del debut de Peta Rivera y Hornos en la dirección de largometraje. Foto Disney

Daniel Aráoz es uno de los coprotagonistas del debut de Peta Rivera y Hornos en la dirección de largometraje. Foto Disney

Cato también es rapero. Es un joven que espera la oportunidad para pegar el salto, pero las circunstancias le son totalmente adversas cuando creía que su vida podía cambiar.

El lleva el pan -o la carne, según la primera secuencia- a su casita en el conurbano delinquiendo. Porque Cato, el filme, es un thriller, un drama. Tiene canciones, sí, no se asusten los fans de Tiago, pero no son lo prioritario.

En el barrio hay de todo. Miseria, pero también códigos. Y armas. Y está el Ruso (Daniel Aráoz), que lo tiene entre ceja y ceja a Cato. Y un policía corrupto (Alberto Ajaka). Y más personajes temibles como el de Walter Donado (que en Relatos salvajes se enfrentaba al de Leonardo Sbaraglia). Y…

Azul Fernández es Mica, la novia de Cato, otro de los puntos altos entre las actuaciones. Foto Disney

Azul Fernández es Mica, la novia de Cato, otro de los puntos altos entre las actuaciones. Foto Disney

Y ocurre una desgracia. Y Cato, que tenía la primera oportunidad de sonar en las radios y en las plataformas con su música, con una mano de su novia, debe poner su atención y su preocupación en otra cosa.

Pero Cato, que se rodó entre abril y mayo de este 2021 en Villa Tranquila y locaciones de Avellaneda, ya lo aclaramos, no es un filme musical. No es el típico vehículo para difundir a un cantante, aunque Loco, el tema central del filme, ya pasó las 17 millones de reproducciones. Cato es un drama, es un thriller, y para que atrape a lo largo de las casi dos horas de proyección cuenta también con algo primordial: buenas actuaciones.

Un muy buen elenco

Tiago no solo canta "Loco", sino que encarna un personaje complejo. Foto Disney

Tiago no solo canta “Loco”, sino que encarna un personaje complejo. Foto Disney

Ya hablamos de Tiago PZK. Lo acompañan, además de Aráoz y Ajaka, Magela Zanotta, como su mamá, y Rocío Hernández, su hermana menor. Y no solo no desentonan, sino que cumplen trabajos acertados.

Y Azul Fernández (Minerva en Merlí Sapere Aude, el spin-off de Merlí), que es su novia, es otro punto alto en la opera prima de Peta Rivera y Hornos como director de largometraje.

Porque estamos ante dos debuts cinematográficos, el de Tiago y el de Peta. Y ambos son auspiciosos.

“Cato”

Muy buena

Argentina, 2021. Drama. 105’, SAM 13 R. De: Peta Rivera y Hornos. Con: Tiago PZK, Daniel Aráoz, Alberto Ajaka, Magela Zanotta, Rocío Hernández, Azul Fernández. Salas: Hoyts Abasto, Quilmes, Cinépolis Avellaneda, Showcase Norcenter.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *