Cate Blanchett, la actriz que debutó en el cine como porrista y ahora es Mrs. America en el cable



Cate Blanchett es una de las pocas actrices que ganaron los cuatro premios más importantes del cine: dos Oscar, tres Globos de Oro, tres BAFTA y tres Premios del Sindicato de Actores. Además, tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Ahora brilla en dos nuevas series: como protagonista y productora ejecutiva de Mrs. America, y también, como creadora y parte del elenco de Desplazados.

Catherine Elise Blanchett nació el 14 de mayo de 1969 en Melbourne (Australia), hija de June Gamble, una ex maestra australiana devenida empresaria, y el estadounidense Robert DeWitt Blanchett, un ex oficial de Policía que luego llegó a un alto cargo como ejecutivo publicitario.

Cuando tenía diez años, Cate sufrió la muerte de su padre, que tuvo un ataque al corazón. Eso la afectó profundamente e hizo que su crianza, como la de sus dos hermanos -el mayor, Robert, y la menor, Genevieve-, quedara en manos de su madre.

Cate Blanchett en “Mrs. America”, que se estrenó este lunes por Fox Premium Series.

Al egresar del secundario empezó a estudiar, a la vez, Economía y Bellas Artes en la Universidad de Melbourne, pero abandonó para dedicarse a viajar y ganar experiencia antes de decidirse por una carrera. Tenía 18 años cuando estaba de paseo por el Reino Unido, pero tuvo que dejar porque se le vencía la visa. Así que voló a Egipto.

Ahí, un huésped del hotel de El Cairo donde estaba alojada le propuso hacer de extra en una película egipcia, Kaboria. Hizo de porrista, una experiencia que le abrió los ojos y le hizo ver que la actuación era lo que le gustaba.

Así que, una vez que estuvo de vuelta en Australia, se inscribió en el Instituto Nacional de Arte Dramático de Sydney. Se recibió en 1992 y empezó su carrera como actriz.

Poco después de su graduación, Cate se unió al Sydney Theatre’s Company, en donde representó con éxito crítico las obras Top Girls, Kafka Dances y Oleanna. En 1993 participó en la serie Police Rescue y al año siguiente debutó en cine con la película homónima.

Luego siguió trabajando en ficciones de la televisión australiana. En 1997 le llegó la primera oportunidad en una producción de Hollywood, Un canto de esperanza, protagonizada por Glenn Close.

Cate Blanchett como Pat Masters en “Desplazados”.

Ese mismo año se casó con el escritor y montajista Andrew Upton, con quien sigue casada y tiene tres hijos: Dashiell John (nacido en 2001), Roman Robert (2004) e Ignatius Martin (2008). Además, en 2015 adoptaron a una niña, Edith Vivian Patricia.

El reconocimiento internacional le llegó gracias al protagónico en Elizabeth (1998), donde interpretó a la reina Isabel de Inglaterra. Ganó el Globo de Oro y tuvo su primera nominación al Oscar. Pronto volvería a ser candidata al Globo de Oro por Vida bandida (Barry Levinson, 2001) y Veronica Guerin (Joel Schumacher, 2003).

A la vez, sumaba popularidad por su papel de la elfa Galadriel en la trilogía de El Señor de los Anillos, dirigida por Peter Jackson. Y en 2004 le llegó su primer Oscar, a mejor actriz secundaria por encarnar a Katharine Hepburn en El Aviador, la biopic sobre Howard Hughes, dirigida por Martin Scorsese.

Cate Blanchett como Galadriel en “El Señor de los Anillos”.

Ya había entrado en el selecto club de actrices con el poder de elegir los papeles, bajo el lema que la acompañó desde sus comienzos: “Si sabés que vas a fracasar, hacelo con toda la gloria”. Se tiró a la pileta, pero siempre encontró agua: se lució trabajando con los mejores, en títulos como La vida acuática (Wes Anderson, 2004), Babel (Alejandro González Iñárritu, 2006) o Intriga en Berlín (Steven Soderbergh, 2006).

Con Escándalo (Richard Eyre, 2006) volvió a ser nominada al Oscar. En 2007 vivió una particularidad: con Elizabeth: La Edad de Oro (2007), se convirtió en la primera actriz en ser nominada al Oscar dos veces por el mismo papel, ya que volvió a interpretar la reina Isabel I de Inglaterra.

Ese año aspiró a otro premio de la Academia de Hollywood, pero como actriz de reparto por encarnar a Bob Dylan en I’m Not There, de Todd Haynes.

Siguió desparramando talento en papeles muy diversos. Fue una agente soviética en Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (2008); la sufriente mujer de Brad Pitt en El curioso caso de Benjamin Button (2008); Lady Marion en Robin Hood (2010), con Russell Crowe; o una agente de la CIA en Hanna.

Cate Blanchett en el pasado Festival de Venecia, donde fue presidente del jurado. Foto Reuters

En 2013 llegaría su papel consagratorio, el que finalmente le daría el Oscar a mejor actriz protagónica: Blue Jasmine, de Woody Allen, donde fue la conflictiva protagonista de la película. Dos años más tarde interpretó a la madrastra de Cenicienta dirigida por Kenneth Branagh, compartió protagonismo con Robert Redford en el drama político La verdad y protagonizó Carol, adaptación de la novela homónima sobre una relación lésbica de Patricia Highsmith.

En 2018 presidió el jurado de la 71a edición del Festival de Cine de Cannes, el mismo rol que cumplió este año en el Festival de Venecia. Luego de volver a mostrar su versatilidad en grandes producciones como Thor: Ragnarok, Ocean’s 8 o La casa del reloj en la pared, volvió al cine de autor a las órdenes de Richard Linklater, como una arquitecta frustrada en ¿Dónde estás, Bernadette?

Cate Blanchett en “Blue Jasmine”, su papel consagratorio.

Ni la pandemia pudo frenarla. Este año estrenó dos series. Desplazados, que se ambienta en un centro de detención de inmigrantes en Australia, la contó como creadora y parte del elenco. Y en Mrs. America, que se estrenó este lunes por Fox Premium, encarna a la líder ultraconservadora Phyllis Schlafly, que en los Estados Unidos de los años ‘70 luchó contra el movimiento feminista.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1