Cascanueces: una joya del ballet para ver on line



Este domingo 23, a partir de las 20, el Teatro Colón emitirá una de las joyas del repertorio del ballet académico: Cascanueces, que la compañía estable que dirige Paloma Herrera repone en el escenario digital del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad.

Se ha dicho muchas veces que esta obra de Marius Petipa y Lev Ivanov, estrenada en San Petersburgo en 1892, se transformó hacia mediados del siglo XX en una suerte de irrenunciable clásico navideño –sin que se sepa cuál fue la causa-, principalmente en las culturas anglosajonas, aunque luego esta costumbre se extendió hacia otros países.

Desde 1997 el Teatro Colón cuenta con la hermosa versión de Rudolf Nureyev, que recreó la obra tradicional sin apartarse de su argumento ni del vocabulario del ballet clásico, pero incorporando algunos elementos que le imprimen un cierto giro psicoanalítico: la pequeña Clara, protagonista del ballet, vive su fiesta de Nochebuena como una criatura, pero luego irá transitando hacia la adolescencia con los temores que eso involucra. Es en las pesadillas de Clara donde Nureyev expresa esos temores.

“El Cascanueces”, con los roles protagónicos de Macarena Giménez y Maximiliano Iglesias. Foto Máximo Parpagnoli/Teatro Colón.

Por lo demás, todo transcurre en la atmósfera sublime de la partitura de Tchaikovsky, que la compuso especialmente para este ballet (cabe decir que no sin bastantes penurias: Petipa lo enloquecía por carta con todas las indicaciones ultra minuciosas respecto de la música que necesitaba).

Desde 1997 hasta 2018, año de la puesta que se emite el domingo (es cierto que entre medio hubo largas interrupciones), la producción del Cascanueces de Nureyev para el Teatro Colón estuvo siempre en manos de Aleth Francillon, ex bailarina de la Opera de París y elegida en su momento por el coreógrafo para esta finísima tarea. ¿Por qué finísima? Porque es preciso conocer profundamente las intenciones de Nureyev respecto del sentido de la obra y de los rasgos de los personajes; y además hay que dominar el estilo, la musicalidad y otros aspectos no menos fundamentales. Francillon tiene holgadamente las capacidades para llevar adelante este trabajo, como lo demostró en todas las ocasiones que tuvo a su cargo esta reposición.

Por lo tanto, este regreso online es una gran oportunidad para ver de los mejores Cascanueces a los que podamos tener acceso. Por otro lado es una obra igualmente disfrutable tanto por un público infantil como por espectadores adultos y contiene muchos climas diversos en perfecto equilibrio: romance, misterio, suspenso y un poco de terror. Finalmente, aunque no lo menos importante, el papel de Clara está interpretado por Macarena Giménez, una primera bailarina exquisita que supo abordar con la misma seguridad el rol de Clara niña como el de su tránsito hacia una mujer enamorada. La acompaña con mucha solvencia Maximiliano Iglesias (son marido y mujer en la vida real) en el triple rol del misterioso señor Drosselmeyer, el Mago que anima la fiesta de Navidad y el Príncipe de los sueños de la niña.

“El Cascanueces”, un clásico del ballet, en la versión que se vio en 2018 en el Teatro Colón. Foto Máximo Parpagnoli/Teatro Colon

Esta versión de Cascanueces puede verse el domingo 23 a las 20 en el sitio www.buenosaires.gob.ar/culturaencasa.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2