Caronte: la serie policial que coquetea con las distintas formas de la ley



En medio de la híper producción de ficciones para sus propias cadenas, y para sus acuerdos con Netflix y Movistar TV, España empezó a pisar fuerte también en el catálogo de Amazon Prime Video. Hace dos semanas, por caso, ese interesante servicio de streaming estrenó Caronte, que, al viejo estilo británico y estadounidense, lleva como título el apellido del protagonista. A secas. Un policial con más drama que disparos.

Y con un pasado que justifica buena parte del presente que desgrana el relato. Porque la serie de 13 episodios que sigue la vida del personaje central, a cargo de Roberto Alamo -de nutrido recorrido teatral y con una amplia galería de personajes secundarios en TV-, recurre permanentemente a lo que le sucedió a Samuel Caronte antes de ser este abogado penalista al que todo le cuesta.

Y de tanto costarle, vale. Porque a medida que transcurren sus días en libertad -y se aborda el caso clave de cada episodio- se empieza a ver cómo va sacándole punta a su adaptación social y a su nueva profesión.

Roberto Álamo y Miriam Giovanelli, Samuel y Marta en la historia, socios en la reivindicación de la inocencia ajena.

Cuenta la historia creada por Mediaset España y Big Bang Media que Caronte, ex policía, cayó preso por un delito que no cometió. Pero lo condenó media sociedad, incluida una abundante porción de su familia. En sus años de encierro, se formó como abogado para poder defender a los que, según su entender, sufran castigo inmerecido.

Y ahí se zambulle una vez que se reencuentra con su libertad. Mientras intenta sortear el desprecio ajeno, tratando de hacer pie sobre su certeza de inocencia, se va cruzando con gente que le pide ayuda en su flamante tiempo de revancha. Y entonces se lo ve empujado por su espíritu sanguíneo y visceral, descubriendo que tal vez sus formas no son, al principio, las mejores.

Uno de los puntos más interesantes de la serie es el reperfilado permanente de Caronte, un hombre de una sola pieza, pero mil matices. Un combo que armó como policía, preso y abogado, todo en un puñadito de años. En paralelo al empeño que le pone a sus causas, la cámara espía también en su vida privada, con una ex mujer y un hijo que de entrada lo desconoce, una madre a la que la memoria le soltó la mano y una nueva pareja de la que se separa temporalmente para hacer justicia. Justicia a lo Caronte.

“Nunca fui un policía corrupto”, explica de entrada, como para reordenarle al espectador su escala de valores. Con un tatuaje espiralado que cuesta interpretar, él descifra que “son los círculos del infierno, uno por cada año que pasé en prisión (…) Los inocentes no tienen que pisar el infierno”, sentencia Samuel, un oscuro personaje que empieza a brillar en su juego de opuestos con Marta, una joven abogada que se propone ser su socia. A muchos argentinos, ella les resultará una cara conocida, ya que Miriam Giovanelli era la inescrupulosa Patricia Márquez de Velvet. También descubrirán en la víctima del primer caso, Javier Sáez Fraga, a uno de los protagonistas de Élite: Miguel Bernardeau, que en la ficción juvenil compone a Guzmán.

En un elenco con altibajos -sí se lucen Carlos Hipólito y Belén López, ella fue figura clave de Mar de plástico-, Alamo se impone en el tallado de un justiciero rodeado de sombras. Ganador de dos premios Goya (por Que Dios me perdone y La gran familia española), sabe llevar muy bien las riendas del relato.

Sólo que ese relato, pensado también para la TV española (irá por Telecinco), con la vieja estructura del largo envío semanal, por momentos cae en cierto estiramiento, quizás obligado por la necesidad de llevar cada capítulo a 70/75 minutos, que garantice una hora y media de pantalla, con tandas incluidas. Y eso, en los tiempos maratónicos que corren, le juega en contra cuando uno le entra a través del streaming.

Ficha

Calificación: Buena

Policial y drama Protagonistas: Roberto Alamo, Belén López, Miriam Giovanelli y Carlos Hipólito Dirección rotativa: Alberto Rojo, Sandra Gallego y Jesús Font Emisión: 13 episodios en Amazon Prime Video.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *