Carmen Barbieri, sobre los jurados de MasterChef Celebrity: “No me tuvieron lástima”


“MasterChef es muy importante para mí. Cuando volví del coma, lo primero que pregunté era si había empezado. Creí que no iba a poder entrar porque no podía caminar, usaba un andador y no me recuperaba, pero Dios me acompañó. El programa es el remedio que me faltaba para seguir adelante. Amo cocinar”, aseguró en Cortá por Lozano (Telefe) Carmen Barbieri, quien atravesó un difícil cuadro de Covid-19 semanas antes de que se lanzara la segunda temporada del reality gastronómico.

Sobre los jurados expresó: “No me tuvieron lástima ni consideración y eso me hace bien. Me veo en la final, yo quiero ganar. Mi hijo Federico podría haber llegado a la final, pero se dejó estar. El pionono lo dejó de cama. Y cuando me reemplazó, se fue porque yo estaba de verdad muy mal y no podía seguir adelante. Decía que entraba al programa y se olvidaba de los problemas, de que yo estaba grave y se sentía culpable”.

Por otro lado, reconoció que de pastelería sabe poco: “Soy floja porque hago solamente seis postres bien, pero tengo actitud. Hay que ser exacta en pastelería y yo cocino a ojo”.

Barbieri también contó lo linda que es la casa de su hijo en Ingeniero Maschwitz, que ella le regaló: “Es hermosa, con un vestidor impecable y al quinto baño se lo hice yo. Pensé que estaba bueno tener un baño en el jardín porque tiene muchos amigos, hace asado, van a la pileta y ensucian la casa. Es un baño mexicano, lleno de colores, con cosas tipo Frida Kahlo”.

Antes de despedirla, la conductora del ciclo, Verónica Lozano, se quiso sacar una duda sobre si la actriz aún tenía puesto el “chip sexual”. “Hace mucho que no me lo pongo. No pasa nada”, retrucó.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *