Caprichosa e hipnótica: así definen a la modelo Naomi Campbell en un libro sobre su vida



Se acaba de publicar Naomi, un libro “homenaje” a la carrera de la modelo Naomi Campbell, en la que se cuentan algunos secretos de su vida en la pasarela y, también, fuera de ella. Incluye un texto autobiográfico y el testimonio de varios de los profesionales que trabajaron a su lado.

“Provocadora”, “única”, “original” y “elegante”, así la describen a Naomi en esta publicación, la más “personal” que se ha lanzado de esta modelo activista, caprichosa, malhumorada y deslumbrante que conquistó el olimpo de la moda y que ahora encabeza la lucha por la diversidad racial.

Nacida hace 50 años en Londres, no pensaba ser modelo. Sólo quería bailar y estudiar teatro, hasta que una tarde de abril de 1985 se encontró con Beth Boldt, directora de la agencia de modelos Synchro, mientras paseaba por Covent Garden con sus amigas Suzanne Howard y Maxine Restall.

Tenía 15 años y debería haberse ido a su casa después de salir de la escuela, pero Covent Garden le resultaba divertido.

Además de modelo, Naomi lucha por la diversidad racial.

“Me gustaba parar allí de regreso a casa”, explica Campbell en Naomi, de la editorial Taschen.

“‘¿Pensaste en ser modelo?’, me preguntó Beth. Mi sorpresa y entusiasmo fueron inmediatos”, cuenta la modelo en el libro, y reconoce que, si ella hubiera sido la directora de la agencia de modelos habría elegido a su amiga Maxine, una “modelo con un hermoso cabello largo y rubio”.

Así comenzó la gran carrera de Campbell, la primera supermodelo de raza negra.

No sabía posar ni tenía idea de lo que estaba haciendo, pero actuaba con naturalidad delante de la cámara de fotos. “Como modelo quise que los fotógrafos me dijeran qué querían”, explica la top.

Peter Lindbergh fue uno de los primeros en captar su imagen. Ella tenía sólo 16 años cuando la fotografió para la revista New York Woman.

“La mayor parte del tiempo sonreía y saltaba, fue divertido”, cuenta Campbell en el libro.

“Me encanta fotografiar mujeres con personalidad, carácter y estilo. Esta es para mí la verdadera belleza. Naomi hay una sola”, explica Lindbergh en este volumen que invita a viajar por los grandes hitos de la moda.

Original, con glamour y poder para acaparar miles de páginas de revistas y diarios de todo el mundo, Naomi fue la primera modelo de raza negra en aparecer en las tapas de Time Magazine y la versión francesa de Vogue.

“Cuando fui tapa del Time, Gianni Versace llevó la revista a la pasarela y se la mostró a todos. Él entendió lo importante que era ese logro”, recuerda la modelo.

Naomi desfiló para los mejores diseñadores.

Además de desfilar en París, Milán o Nueva York, ha sido imagen de cientos de campañas para Yves Saint Laurent, Marc Jacobs, Karl Lagerfeld o John Galliano, por quien siente un gran respecto.

“Es como un caballo de carreras muy elitista”, decía de ella el fallecido creador Azzedine Alaïa, con quien Campbell tuvo una relación especial. “Era un genio, sus vestidos son como una segunda piel, te sentís sexy y femenina. Nada lo hizo más feliz que ver a mujeres vistiendo su ropa”.

“Nunca hemos visto nada igual. Una cosa es verla en fotos y otra en movimiento: simplemente asombroso”, señala Vivienne Westwood.

Su belleza hipnótica y su porte la llevaron a ser la musa de fotógrafos como Helmut Newton o Mario Testino. “Naomi me impresionó no sólo por su belleza y elegancia, sino por su determinación para conquistar el mundo. Cada vez que trabajo con ella, conquista mi corazón y mi cámara. Es única”, cuenta Ellen von Unwerth.

Junto a sus compañeras de los años ‘90, entre ellas Cindy Crawford y Claudia Schiffer, Campbell definió el mundo de las supermodelos y personificó la nueva mujer, poderosa e independiente.

Pero fue con Linda Evangelista y Christy Turlington, sus dos grandes amigas, con quien formó la llamada “trinidad” de la moda: “Nunca planeábamos nada. Después de los desfiles nos gustaba salir, era una decisión espontánea. Al día siguiente hacíamos la valija y nos íbamos al siguiente trabajo”.

A lo largo de los años aprendió mucho del negocio de la moda, de la mano de Gianni y Donatella Versace. “También me enseñaron a correr riesgos”, dice, quien recuerda a Karl Lagerfeld como un diseñador muy curioso. “Siempre me preguntaba sobre la ropa que llevaba puesta”.

Como empresaria, su línea de perfumería sigue sumando éxitos, y con su programa de televisión The Face ha confirmado un liderazgo que aprovecha para combatir el racismo en la industria de la moda, el SIDA, el ébola o el hambre. Además, se involucra en el papel de las mujeres en África y se compromete con los desastres naturales.

Nelson Mandela, ex presidente de Sudáfrica, la llamaba su “nieta honorífica” y la motivó a que creara en 2005 el desfile benéfico anual Fashion for Relief.

“No creo que nací bella. Sólo creo que nací”, concluye Naomi Campbell, que se caracteriza por luchar por lo todo lo que cree.

Fuente: EFE.

Mirá también Mirá también

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2