Cahn aclaró dichos del Presidente: la evolución de los casos en chicos y adolescentes, bajo la lupa



En un nuevo error de interpretación oficial de las cifras de la pandemia, la palabra presidencial volvió a sumar confusión este fin de semana. Esta vez no fue en una comparación con otras naciones, sino respecto del aumento de los contagios de Covid-19 en los chicos.

“Lo único que está demostrado es que en los chicos en edad escolar, de 0 a 12 años, el aumento de los contagios aumentó el 110%. ¿Qué cambió en ese tiempo? La escolaridad”, dijo Alberto Fernández durante una entrevista con CNN Argentina. Atribuyó “el dato” a Pedro Cahn, integrante del comité de expertos que lo asesora. En realidad, aparece en el último informe de la Sala de Situación Nacional para Covid-19.

El documento, que recibieron los especialistas que lo asesoran, incluye un gráfico sobre los casos confirmados desde el año pasado para toda la población escolar de hasta 19 años inclusive. La duplicación de contagios a la que se refirió el mandatario no se limita a los menores de 12.

“Los datos a los que se hizo mención en la reunión del comité asesor fueron acercados en una reunión anterior por la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud. Nosotros no contamos con datos propios”, aclaró ayer Cahn ante la consulta de LA NACION tras la atribución presidencial.

“El rol del comité es poner a disposición la evidencia, experiencias de otros países, análisis epidemiológicos, etcétera, y en función de eso dar recomendaciones desde el punto de vista sanitario; pero nunca el cómo. En este caso, era necesario disminuir la circulación. El cómo hacerlo, qué actividades restringir y cuáles no, es decisión de los gobiernos”, agregó el infectólogo, que es director científico de la Fundación Huésped.

LA NACION accedió a una copia de ese informe elaborado por la Dirección Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud. En el gráfico sobre los casos confirmados en menores aparece que la diferencia entre las dos semanas con más positivos acumulados en el país entre 2020 y 2021 fue del 110% en los grupos de hasta 19 años.

El gráfico de barras muestra que ese valor más alto del año pasado se dio entre el 11 y el 17 de octubre, con 8120 casos, comparado con los 17.703 positivos registrados entre el 4 y el 10 de abril de este año. Una diferencia de 9583 casos notificados en chicos y adolescentes entre la primera y la segunda ola, que coincide con la evolución de la curva de infectados en la población general y un aumento de los testeos.

Durante el pico de octubre de 2020, se detectaron en el país entre 15.000 y 17.000 casos diarios (el 21 de octubre fue el valor máximo, en un día con 18.326 positivos). En la ola que estamos atravesando la cifra alcanza, en promedio, el doble, con un máximo informado hasta ahora de 39.652 confirmados el miércoles de la semana pasada, de acuerdo con la información diaria que proporciona el Ministerio de Salud de la Nación.

En la primera semana completa de abril, que es cuando se duplicaron para el Gobierno los casos en los menores debido a la presencialidad escolar, se acumularon 149.025 infecciones detectadas en la población general con alrededor de 53.000 testeos diarios (positividad del 43%). En la segunda semana de octubre de 2020, sin clases, hubo 95.237 casos con unos 27.000 testeos (positividad del 32%).

Pedro Cahn explicó que el comité de expertos que asesora al Presidente no cuenta con datos propiosArchivo

En el informe oficial que se entregó al comité asesor nacional para Covid-19, en cambio, esas cifras nacionales varían levemente, con 88.018 casos totales entre el 11 y 17 de octubre y 149.356 entre el 4 y 10 de abril último, lo que reduce el porcentaje de diferencia. La fuente es la misma: el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud, que es donde las jurisdicciones cargan los registros provinciales.

“Tomar decisiones de políticas públicas con las métricas de casos es incorrecto debido a que depende de la cantidad de testeos y los criterios y las estrategias utilizados. Para las políticas públicas es necesario utilizar indicadores duros, con poca variabilidad, como la mortalidad, las internaciones en las unidades de terapia intensiva o el requerimiento de asistencia respiratoria”, explicó Federico Lois, especialista en procesamiento masivo de datos que desde el año pasado sigue la tendencia de los registros oficiales de la pandemia. “Y la internación y la mortalidad asociada con Covid-19 en los menores de 18 fue inferior, en promedio, al 0,5% del total de hospitalizaciones y mortalidad desde mayo de 2020 [cuando los datos empezaron a ser representativos]”, agregó.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *