Cada mes de retraso del filme de James Bond sale un millón de dólares



La crisis del coronavirus afectó duramente a Hollywood. Mientras las grandes productoras no dejan de posponer estrenos, la vuelta al set con estrictos protocolos encarece las ficciones. Pero eso no es todo. Tener las películas guardadas también significa en algunos casos un gastadero de dinero.

Sin tiempo para morir (No Time to Die, en inglés), la nueva película de James Bond y la última que será protagonizada por Daniel Craig, encarece su costo en un millón de dólares por cada mes de demora en su llegada a las salas. El cálculo fue revelado en un informe hecho por The Hollywood Reporter. El aumento del presupuesto se debe a un préstamo que el estudio MGM solicitó a un banco para financiar el largometraje, algo habitual en este tipo de producciones.

Los dos retrasos en su fecha de estreno provocaron que los intereses de la producción vayan aumentando paulatinamente hasta que llegue a salas, algo que está previsto para el 2 de abril de 2021.

Daniel Craig en la premier de Jamens Bond Spectre en Berlín, Alemania. Foto: AP Photo/Michael Sohn/File.

Ante la incertidumbre de cuándo abrirán los cines, otros estudios decidieron hacer estrenos directamente por streaming como fue el caso de Mulán de Disney, o Corazón loco de Adrián Suar en Argentina. Sin embargo, la del agente 007 estaría teniendo negociaciones fallidas para llegar a ese mundo. Según Variety, MGM se negó a vender Sin tiempo para morir a Apple por 400 millones de dólares, ya que los cineastas buscaban como mínimo 600 millones.

La película debería haber visto la luz en abril de este año y luego fue postergada para noviembre. “Es el momento de poner la salud pública por delante de las agendas”, dijo en ese momento el protagonista. Este mes, las autoridades informaron que el lanzamiento no será hasta 2021, un año más tarde de lo previsto.

“Entendemos que la demora será decepcionante para nuestros seguidores pero ahora esperamos compartir No Time to Die el próximo año”, explicaron los estudios MGM sobre la decisión, tomada con el objetivo de que se proyecte en cines. Esta noticia dejó a la primavera sin ninguna superproducción en los cines ya que Disney también postergó para el próximo año Black Widow y la nueva versión de West Side Story, de Steven Spielberg.

James Bond: No Time to Die llegará a los cines el 2 de abril de 2021. Foto: Universal Pictures.

En esta nueva entrega Bond dejó el servicio activo y disfruta de una vida tranquila en Jamaica. Su paz es interrumpida cuando su viejo amigo Félix Leiter, de la CIA, aparece pidiendo ayuda. La misión de rescatar a un científico secuestrado resulta ser mucho más difícil de lo esperado.

El avance muestra a Daniel Craig haciendo por quinta y última vez del agente secreto. El personaje está arriba de un auto discutiendo con Léa Seydoux, en la piel de Madeleine Swann, cuando de repente se escucha un un disparo y comienza la acción.

Desde el retiro de Bond, el mundo del espionaje cambió bastante y el agente 007 tendrá que adaptarse a los nuevos cambios. Eso implicará amigarse con Nomi (Lashana Lynch), la heredera de su cargo y una agente que ya se ganó su lugar en ese mundo.

Christoph Waltz regresa como Blofeld, a quien se lo puede ver totalmente desfigurado en el trailer. Él le contará al agente que la Dra. Madeleine Swann tiene un secreto.

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *