C. B. Strike: J. K. Rowling y un detective desencantado para una serie que trasciende su propio género


C. B. Strike (Reino Unido, 2017). Creadores: Tom Edge, Ben Richards. Elenco: Tom Burke, Holliday Grainger, Kerr Logan, Killian Scott, Ann Akin, Natasha O’Keefe. Disponible en: HBO Go (on demand en los servicios Cablevisión Flow, DirecTV Go). Nuestra opinión: buena.

Finalmente HBO estrenó la serie basada en la saga del detective C. B. Strike escrita por J. K. Rowling bajo el seudónimo de Robert Galbraith. Siete episodios en total, que abordan tres casos policiales y fueron estrenados en Reino Unido entre 2017 y 2018; la nueva temporada, titulada “Lethal White”, se estrenó por allí en 2020 y aquí se espera para el 15 de febrero a las 21, por HBO.

La estructura narrativa de Rowling es más un consciente homenaje que una relectura de la novela negra que convirtió en estrellas literarias a Dashiell Hammett y Raymond Chandler, pero ambientada en una Londres contemporánea y con un héroe a su medida. Si los detectives del siglo XX lidiaban con los efectos de la Depresión y el gangsterismo en Estados Unidos, con esas vidas en la frontera entre la ley y el crimen signadas por una moral plagada de contraluces, Cormoran Strike debe afrontar una era de pérdidas y renunciamientos, un escenario gris en el que los actos heroicos oscilan entre la ironía y la nostalgia.

¿Pero quién es Cormoran Strike? Es un veterano de la guerra de Afganistán, que lleva una pierna ortopédica, hijo de un cantante de rock al que desprecia y una modelo que murió por una sobredosis. Vive en su pequeña oficina de detective luego de la separación tumultuosa de su prometida, acumula deudas y pasa sus días en los bares fumando y tomando cerveza. Más allá de los casos que estructuran a la serie, el principal interés está en la interacción entre Cormoran y Robin Ellacott, una secretaria temporal que llega para un reemplazo y redescubre la vocación perdida.

Holliday Grainger y Tom Burke en C. B. Strike, la serie basada en las novelas policiales de J. K. Rowling

Sin despegarse de las coordenadas del noir, C. B Strike no solo se nutre de la notable química entre Tom Burke (The Souvenir) y Holliday Granger (The Capture), sino que a medida que avanza el relato las historias de ambos se despliegan y entrelazan, más allá de los obstáculos que puedan ofrecer el peligro de la profesión, el pasado de Cormoran o el inminente casamiento de Robin. Sus charlas en los pubs, sus silencios incómodos, esa conexión que parece tejerse de manera imperceptible son los momentos que trascienden la narrativa convencional de investigación y ciertas resoluciones cómodas de las intrigas.

El tono que elige la serie, y un poco allí se cifra el homenaje de Rowling, es el del desencanto por el estado del mundo, un ánimo que había definido al film noir en la posguerra. Sin el cinismo radical que a veces trae la parodia en ciertos exponentes contemporáneos, C. B. Strike retrata la figura del investigador sin ningún glamour ni distinción, un hombre herido que ha perdido mucho y que descubre, allí donde nada esperaba, un encuentro posible, una vocación compartida, una aventura de a dos.

Más información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *