Bo Derek se arrepintió de su romance con John Derek, cuando él estaba casado



A los 63 años, Bo Derek (su nombre real es Mary Cathleen Collins) tiene una vida tranquila en las montañas de Santa Ynez, dos horas al norte de Los Angeles. Y fue en esa serenidad donde se animó a hacer público su arrepentimiento por un viejo amor.

Bo toma su café cada mañana, saca a pasear a los perros, les da de comer a sus caballos, almuerza, sigue con las tareas de la casa y, después de cenar, mira películas con John Corbett, el actor con el que convive desde hace 18 años.

En la Argentina (y en gran parte del mundo), se la recuerda especialmente por su trabajo en la película 10, de Blake Edwards, en la que Dudley Moore se obsesionaba con su figura “perfecta”, sus trencitas y sus ojos celestes.

Dueña de una fortuna de 45 millones de dólares, parte de la cual ha invertido en una empresa que fabrica comida para perros, Bo Derek vuelve a los estudios de grabación de vez en cuando, como lo hizo para la película JL Family Ranch.

También, en uno de los cuatro capítulos de la serie documental In my own words (En mis propias palabras), del canal de cable Reelz, se atrevió a analizar su carrera.

John y Bo Derek en 1987.

Según la actriz y modelo (no hay que olvidar los famosos desnudos que hizo para la revista Playboy) , fueron muchos los que intentaron convencerla de que contara en primera persona su vida, pero siempre dijo que no.

Fue el productor Bill Katz quien logró que se sentara durante cuatro horas a hablar frente a la cámara.

Uno de los temas inevitables en el documental fue el romance que vivió con John Derek, actor, director y fotógrafo que le llevaba 30 años: él tenía 46, y ella 16.

Además, él estaba casado con la actriz Linda Evans.

“Nunca me perdonaré. Sé que no volvería a repetir un error así y creo haber aprendido de mis equivocaciones, pero siempre estaré en deuda con ella”, dijo Bo Derek, y admitió que se sorprendió mucho cuando se enteró de que la protagonista de Dinastía, que hoy tiene 77 años, había aceptado hablar para el episodio.

Bo Derek, “la mujer perfecta”.

“Verla dando su testimonio me trajo tristes recuerdos de cuando comencé mi relación con John, que era entonces su esposo. Fue una época muy dolorosa para todos los involucrados. Pero ella es un hermoso ser humano, y yo no puedo creer que yo le haya causado tanto dolor. Linda es una persona muy privada, por lo que supongo que ella quería aclarar de una vez y para siempre cómo vivió esa historia”, siguió Derek.

El capítulo de In my own words también analiza en detalle las complicaciones por las que ella y Derek tuvieron que pasar para evitar ser perseguidos por la Justicia de California, que consideraba un delito la relación entre ambos.

Bo y John se casaron en 1976, cuando ella tenía 20 años.

En la misma entrevista, Bo sostuvo que fue esa relación la que la protegió de los ataques de los depredadores de Hollywood que acechaban en la década de los años ‘80.

“Comencé a trabajar para mi esposo cuando tenía 17 años, y aunque se pueda discutir si esa relación era acertada o no, me ofrecía cierta protección. Suelo compararla a la historia de Gwyneth Paltrow con Harvey Weinstein, que le tenía miedo a Brad Pitt (fue novio de Paltrow). Mi esposo tenía su fama, por lo que mucha gente le tenía miedo. Pero también sé que tuve suerte de que era un buen hombre (murió en 1998), porque yo estaba perdidamente enamorada de él. Podría haber sido un abusador y la historia hubiese sido completamente diferente”, reflexionó.

No podía faltar en el episodio la fama de “tonta” que acompañó a Bo durante toda su carrera, algo que ella aceptó como parte del personaje que en aquellos tiempos la hizo millonaria.

“Soy rubia, y nunca sentí la necesidad de salir a explicar que soy inteligente. No soy ninguna boba. Y siempre me sentí muy satisfecha con el cerebro que me tocó”, afirmó.

Y concluyó: “Me alcanzó para lograr lo que me propuse, pero nunca sentí que tenía que salir a cambiar la opinión de la gente. Y en este momento de mi vida me siento muy cómoda con mi inteligencia. A pesar de las extrañas decisiones que tomé en mi vida, y las películas delirantes en las que participé, la gente me trata con respeto, y eso para mí es más que suficiente”.

Fuente: La Vanguardia

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2