Bienvenidos a bordo: La emoción de un profesor viudo al leer una carta de sus hijas


Como un adicional a la batería de juegos que cada día Bienvenidos a bordo pone a disposición de famosos y anónimos, en los últimos meses se ha sumado la posibilidad de que los participantes reciban una carta escrita por un familiar.

Con la idea de mitigar los nervios de estar en televisión, los concursantes del público reciben antes de jugar un sobre, que pueden compartir o no. Está en ellos. Y ha sucedido de todo: desde aquellos que prefieren guardarse las palabras para sí, o quienes han leído textos divertidos, ocurrentes o conmovedores.

Este lunes, le tocó el turno a Cristian Gentile, profesor de inglés y de matemática, a quien había anotado una de sus hijas como sorpresa. “¿Pensás que te mandaron carta?”, le preguntó Guido Kaczka, a lo que el hombre contestó que no.

Sin embargo, la carta estaba, y era la manifestación de todo lo que había hecho él como padre para sus hijas luego de la muerte de su mamá. “Voy a intentar leerlo, lo necesito compartir”, comenzó. Y así, se adentró en el mensaje que le enviaron. “Papá: Aprovechamos esta oportunidad para decirte todo lo que te queremos y admiramos. Es increíble todo el esfuerzo que ponés cada día, sin importar el cansancio. Sos imparable. Toda la vida, con mamá, se rompieron la espalda laburando para que nunca nos falte nada; estando ahí, pasito a pasito, en cada etapa de nuestras vidas. Los valores y enseñanzas que nos transmitís nos van a quedar para toda la vida. Nos inspiran cada día a ser mejores personas y la mejor versión de nosotras mismas, fuertes y valientes para defender nuestras creencias, perseguir nuestros sueños y nunca bajar los brazos. Te amamos con el alma, y siempre vamos a estar para vos, como estás vos para nosotras. Con todo nuestro amor y admiración, tus hijas, Mica y Candela”.

Mientras todo el estudio se emocionaba, el conductor le agradeció a Cristian que haya compartido ese momento. Y el hombre explicó: “Esta sorpresa es muy grande para mí. Mis hijas perdieron a su mamá hace tres años y yo intento hacer lo mejor posible todo lo que puedo. Darles un consejo, estar para ellas, estimularlas para que estudien y poner todo a su disposición; pero bueno, estoy solito. Que ellas estén bien me enorgullece día a día”.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *