Bienvenidos a bordo: es profesor, acertó con su número favorito y ganó un 0 Km


En una nueva modalidad que inauguró Bienvenidos a bordo, un golpe de suerte, solo uno puede convertir a un participante en dueño de un auto cero kilómetro. El juego, que se podría resumir en una suerte de “sale o sale”, se desarrolla de la siguiente manera: un grupo de personas a su turno elige un número y hace un tiro de ruleta. Quien quede más cerca de la cifra elegida se lleva el auto.

El asunto es si se da lo de Federico Ríos el jueves último. El profesor de educación física de Palermo no dudó en elegir el 2, por ser “el número que me acompaña desde que era chiquito, toda la vida”. Quien había estado antes que él había quedado a cuatro lugares de su número, la empresa no era imposible pero sí bastante difícil.

Arengado por Guido Kaczka por coincidir el dos con el día y mes de su cumpleaños, Federico hizo rodar con ganas la ruleta. Y salió. Explosión de alegría y también de nerviosismo, porque mientras Ríos se entusiasmaba con la idea de convertirse en propietario de un vehículo siguieron pasando participantes para tratar de arruinarle el sueño y hacerlo propio.

Pero no pasó, unos por más otros por menos, el programa siguió su curso y, minutos antes del final, una explosión de papelitos lo consagró ganador. “No lo puedo creer”, repitió el triunfador sin querer bajarse de su nuevo auto.

LA NACIONMás información



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *