Ben Affleck contó cuál fue la peor desilusión que vivió con el cine



Si bien Ben Affleck (47) es un reconocido actor y cuenta con dos Oscar, sus comienzos no estuvieron precisamente marcados por los éxitos, y sí en cambio por una decepción con algo de desengaño y pérdida de inocencia.

la historia se remonta a 1992, cuando el actor consiguió un papel pequeño, como jugador de basquet, en la película Buffy the Vampire Slayer. “Aparentemente, soy tan malo en esa película. Tenía una línea. “Era ‘take it (agarrala)’, creo”, contó en The Jess Cagle Show de SiriusXM. 

La frase, casi casi una sola palabra, Affleck debía decirla mientras sostenía una pelota y se la entregaba a otro jugador que se convertía en un hombre lobo. De eso iba la escena que lo tenía concentradísimo y con una alta expectativa.

“Yo me asusté, naturalmente. Tenía que hacerlo”, contó, y agregó, hurgando en su memoria: “Dije: ‘agarrala, hombre’ y a mí me pareció que estuvo bien. El director (Fran Rubel Kuzui) parecía contento”.

Ben Affleck como Batman.

Pero cuando la película se estrenó, y la fue a ver al cine, Affleck no vio el resultado con el que esperaba encontrarse. “Cuando la vi, pensé: ‘Esa no es mi voz, ese no soy yo’. Aparentemente, el director odió mi actuación”, dijo entre risas. Y completó: “Entonces sí, fui doblado… ¡Al inglés! Los doblajes se hacen a otro idioma, pero bueno: yo estoy doblado al inglés”.

Pero ahora, 28 años después de aquella traumática situación, el actor tendrá revancha y podrá volver a ponerse en la piel de un jugador de basquet. En The Way Back, su próxima película, que se estrenará el 5 de marzo venidero, Affleck Interpreta a una ex estrella escolar de ese deporte, que regresa para entrenar al equipo de su secundaria.

Ben Affleck, con la camiseta de Boca.

Mirá también

La historia de Gavin O’Connor tiene además una estrecha conexión con la vida personal del intérprete. Trata sobre un hombre que lucha con el alcoholismo, el divorcio y la desilusión de la mediana edad, y también habla sobre el duro camino hacia la recuperación. Algo que Affleck, con algunos tropiezos, conoce muy bien.

“Uno no tiene que ser definido por las decisiones, muchas personas luchan con adicciones o comportamientos compulsivos, adicción al juego, al sexo, a las drogas, obesos, todo este tipo de conductas son personas que están sufriendo de una forma u otra y están tratando de encontrar la forma de sentirse mejor”, dijo el actor en la misma entrevista.

Mirá también

“Creo que el valor mio de estar hablando sobre esto y ser un alcohólico recuperado es que eso no tiene que ser lo que uno es. No tiene que ser una etiqueta en tu cabeza. Las personas tienen miedo de reconocer esto porque después se convierte en ‘él es un drogadicto’. Uno no es su problema”.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *