Ataque contra La Cámpora: el primer informe determinó que fue un explosivo casero



Especialistas de la policía bonaerense determinaron que el artefacto explosivo que destruyó por dentro un local de La Cámpora en Bahía Blanca fue fabricado con pólvora, aluminio y un “sistema de iniciación que podría ser eléctrico”, según un informe que recibió el fiscal de la causa, Marcelo Romero Jardín, del Ministerio Público Bonaerense (MPB). La bomba casera, según el documento tenía “suficiente poder para producir lesiones y daños a terceros”, según reveló un informe del periódico local La Nueva Provincia.

Tal como explica el informe al referirse a la explosión sostiene que se utilizó “una cierta cantidad no precisada de un deflagrante (posiblemente pólvora)” y que el grave daño en el local fue causado por la “detonación de un envase por exceso de presión, siendo éste metálico (posiblemente aluminio)”.

Además, se agregó: “El sistema de iniciación sería eléctrico, por los componentes hallados”. Sin embargo, no fue posible “determinar si es remoto, inalámbrico o con temporizador (reloj)”.

En este sentido, los especialistas de la policía bonaerense concluyeron que “se trató de un artefacto explosivo no reglamentario, con el poder suficiente para producir lesiones y daños a terceros”.

“Queremos agradecer el trabajo de Bomberos, Defensa civil, Guardia Urbana, Comando de Patrulla, Policía Ecológica y División Explosivos por llegar inmediatamente y resguardar el lugar”, expresaron los responsables de la sede, que describieron lo sucedido como “un acto de violencia política inédito”.

Según pudo saber LA NACION, el ataque tuvo lugar cerca de las 3 en las oficinas ubicadas en Berutti y Donado. Entonces, personas cuya identidad se desconoce introdujeron un “artefacto explosivo” a través de una ventana y luego lo detonaron.

Tras el estallido, los vecinos salieron de sus casas y encontraron en la vereda panfletos con amenazas a militantes de la agrupación política, periodistas, sindicalistas y jueces. Los mismos denuncian situaciones de corrupción, estafas y prácticas inconstitucionales. Y agregan: “Y cuántas razones más para empezar la purga”. A raíz de lo ocurrido se dio intervención a las autoridades judiciales, que iniciaron una investigación para encontrar a los responsables.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *