Ante las nuevas restricciones: último día para poder ir al cine o al teatro


Anoche, el presidente Alberto Fernández anunció que, entre otras medidas sanitarias para combatir el coronavirus que afectarán al AMBA por dos semanas a partir de las cero horas de mañana, “quedan suspendidas todas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas que se hagan en lugares cerrados”. Por lo tanto, hoy la actividad teatral, musical y la exhibición cinematográfica funcionarán por último día con la cartelera prevista. Claro que anuncio de anoche implica un duro golpe para un sector que, en lo que hace a la actividad teatral, recién desde el 13 de noviembre pudo reabrir sus salas bajo estrictos protocolos sanitarios; las salas no llegaron a cumplir dos meses de actividad en 2021, ya que volvieron a abrir sus puertas a fin de febrero. Los distintos sectores que agrupan al teatro están reunidos en estos momentos, analizando la nueva situación con reuniones de urgencia que comenzaron a activarse minutos después del anuncio presidencial de anoche. Paralelamente, se aguarda la palabra del Gobierno porteño en la conferencia de prensa de este mediodía de Horacio Rodríguez Larreta, para definir cursos de acción.

Desde las 10 de la mañana, los integrantes de Aadet, la cámara que reúne a los dueños de sala comerciales y productores teatrales como musicales, tuvieron una reunión para analizar las medias adoptadas anoche. Carlos Rottemberg, uno de los integrantes de la entidad, adelantó a LA NACION los ejes del comunicado que harán público esta tarde. Se centra en tres puntos: acatar la norma, retomar el concepto de que la actividad artística en sala bajo estrictos protocolos sanitarios es segura; y reprogramar las funciones a partir del 1° de mayo. “Nosotros estamos convencidos que la actividad en salas es segura. Ese criterio fue compartida por autoridades tanto de Salud como de Cultura del gobierno nacional y de la Ciudad. No es lo mismo que otras actividades, no podemos estar en la misma bolsa. Y en lo que hace mi reacción frente a las medidas anunciadas anoche me permito un analogía con el Juego de la Oca. Desde noviembre veníamos avanzando casilleros. Esto nos hace retroceder varios casilleros. El aforo real no lo determinan los funcionarios, los empresarios o los artistas; lo determina el público, su confianza. Desde el 5 de abril, la percepción del público fue cambiando. Ante las nuevas restricciones de horario nocturno hubo una merma sostenido de espectadores. A nosotros lo que nos interesa es mantener esa confianza, ese pacto con el público”, apunta el histórico productor que, desde Aadet, reconoce que están en permanente contacto con las autoridades de Cultura tanto de Nación como de Ciudad.

La previa a la decisión que tomó anoche el Ejecutivo Nacional ya daba señales de alarma. Ante los rumores de restricciones horarias que circularon la semana pasada, Aadet, la cámara que nuclea las salas comerciales tanto de música como de teatro, sacó un comunicado en el que resaltaba el cuidado sanitario con el que se llevaba a cabo la actividad: “El grado de seguridad en el que se realizan funciones de teatro y conciertos se basa en las medidas implementadas, no en restricciones horarias. La sola mención de las mismas, sin haber considerado su daño, las lleva al camino a su debacle irrecuperable”, decía el comunicado que afirmaba que “el teatro y la música son seguros de noche y de día”. En paralelo, el ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, señalaba que si el Gobierno nacional decidía restringir la circulación y la actividad a las diez de la noche, el sector cultural porteño recibirá “una herida de muerte”. El Ejecutivo decidió finalmente anoche una medida aún más restrictiva.

Benjamín Rojas, Nicolás Vázquez y Gimena Accardi reestrenaron Una Semana nada a principio de este mes. Desde mañana, el teatro El Nacional, como el resto de las salas del AMBA, volverán a estar cerradasGerardo Viercovich

Cuando se conocieron las restricciones horarias, lo que implicó que algunos espectáculos tuvieran que modificar los horarios de sus funciones, habló el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer: “La actividad cultural continúa como lo venimos haciendo hasta ahora”, afirmó. Se registró una caída en la venta de entradas en la escena comercial producto de la menor cantidad de funciones. “Así como la actividad no para de crecer hasta el domingo 4, es notoria la caída en ventas de la semana pasada y la preventa para esas dos semanas”, afirmó el productor Carlos Rottemberg el lunes.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *