Anne Hathaway pidió perdón por sus manos en The Witches: “Debo una disculpa especial”



Anne Hathaway se disculpó en sus redes sociales luego de que diversas organizaciones e individuos se quejaran por las características físicas de la bruja que interpreta en el filme infantil The Witches, al que le faltan dos dedos en cada mano.

La película, nueva adaptación del libro homónimo del prolífico Roald Dahl (La fábrica de chocolate) llegó directamente al streaming hace dos semanas y las críticas se concentran en las manos de la Gran Bruja de la historia, una villana al frente de un aquelarre que convierte a los niños en ratones.

El estreno fue el 22 de octubre en HBO Max y velozmente generó discusión por la caracterización de la protagonista. “¿Se pensó mucho en cómo esta representación de las diferentes extremidades afectaría a nuestra comunidad?”, se quejó la nadadora británica Amy Marre, medallista paralímpica en Río de Janeiro 2016.

Anne Hathaway, y Stanley Tucci detrás; en una escena de The Wiches, la película por la que warner Bros. y la propia actriz pidieron perdón. /Foto Warner Bros. Entertainment via AP

Como ella, distintas organizaciones que nuclean a personas con discapacidades conectaron la apariencia del personaje con una condición llamada ectrodactilia y entendieron que la producción del filme, dirigido por Robert Zemeckis, no había mostrado sensibilidad hacia ellas.

La ecrodactilia, a veces conocida como síndrome de Karsch-Neugebauer, es una enfermedad con un patrón mayormente hereditario que ocasiona una malformación de las extremidades en la que hay ausencia de partes o de dedos completos.

Las organizaciones involucradas incluso lanzaron una campaña en redes con la consigna #NotaWitch (no soy una bruja).

“Recientemente me enteré de que muchas personas con diferencias en las extremidades, especialmente los niños, sienten dolor debido a la representación de la Gran Bruja”, empezó a lamentarse la reconocida actriz a través de su cuenta de Instagram (@annehathaway), en un posteo en el que también compartió un video de la asociación Lucky Fin Project, que tiene por finalidad visibilizar a las personas con discapacidad.

“Hago todo lo posible por ser sensible a los sentimientos y experiencias de los demás, no por un miedo a la cancelación, sino porque no herir a los demás me parece un nivel básico de decencia por el que todos deberíamos luchar”, continuó Hathaway en otro parte de su posteo.

La intérprete, ganadora del Oscar a la mejor actriz de reparto por Los Miserables (2012), amplió su postura explicando que no había relacionado “la diferencia de extremidades con esta enfermedad” y que cuando le mostraron cómo luciría el personaje, si hubiera sabido de esta patología, no habría aceptado las condiciones físicas de la caracterización.

“Debo una disculpa especial a todos los que aman con tanta fuerza como yo amo a mis propios hijos: lamento haber decepcionado a sus familias”, concluyó.

Además de la propia Hathaway, el estudio que produjo el film, Warner Bros., también se había manifestado al respecto: “Al adaptar una historia original, trabajamos con diseñadores y artistas que inventaron una nueva interpretación de las garras como de gato que se describen en el libro. Nunca fue nuestra intención que los espectadores sintieran que estas criaturas fantásticas y no humanas se hicieron para representarlos”, dijeron los grandes estudios a través de una comunicación.

Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *