Andrea Politti cambia costura por hornallas: reemplazará a Carina Zampini en El gran premio de la cocina



De la costura a la cocina, Andrea Politti vuelve a la pantalla de El Trece. En principio, la conductora estará al frente de El gran premio de la cocina, desde el martes 17 de noviembre, en lugar de Carina Zampini, quien permanece aislada por haber dado positivo de covid.

Politti conducirá el inicio de la décima temporada del reality gastronómico, con nuevos participantes, mientras Zampini (al igual que su otro conductor, Juan Marconi, y la jurado Felicitas Pizarro, también contagiados) se recupera para poder retomar en unas semanas su lugar en el ciclo vespertino.

“Estoy muy contenta con este desafío, es un programa consolidado al que le va muy bien”, cuenta Politti a Clarín. “Además, con Carina nos conocemos porque, hace mucho, hicimos juntas una telenovela, Calientes. Ya hablé con ella y con la producción y estoy lista”.

Pero este regreso, luego de dos meses y medio de finalizado su ciclo Corte y Confección (también por El Trece), es un adelanto de su vuelta con el reality de costura, que está prevista para enero del año que viene.

Andrea Politti. En 2021 vuelve con su reality Corte y Confección, en versión famosos, por El Trece.

Cuando su programa terminó, el 21 de agosto, transitaba por su tercera temporada. A pesar de rendir muy bien con los números y el pedido del público en las redes sociales por su continuidad, el canal decidió levantarlo del aire para poner en ese espacio el magazine Mujeres de El Trece, que finalmente no funcionó y fue levantado a menos de dos meses de haber debutado.

Lejos de sentirlo como revancha, Politti reflexiona: “Siempre respeto el trabajo ajeno y más aún en este contexto difícil. Entiendo que en la tele se busca el rating, es parte de la dinámica y hay que adaptarse”, dice la conductora.

La vuelta de Corte y confección, en su cuarta temporada, será en versión famosos. Mientras se prepara para retomar su programa, Andrea aprovecha para descansar, reflexionar y cuidarse del coronavirus, puertas adentro.

En su casa, viene compartiendo el encierro con su marido, Fernando, su hijo de 19 años, Galo, y su perro, Charly. “Somos una banda, recuperando el lugar del encuentro que en otros momentos no teníamos”.

“Esto se está haciendo tan largo que tengo la sensación de que revolucionó muchas cosas. Pero nos iremos dando cuenta”, asegura. “Aproveché el tiempo en casa para volcarme a esas cosas cotidianas, como cocinar, que me gusta mucho, coser, pintar, que son las que nos conectan con los pequeños placeres y por eso nos salvan”, dice. “Hay algo de volver al origen en eso y lo disfruto”.

La conductora cuenta que se organiza yendo a hacer las compras una sola vez por semana. “Y después me arreglo con lo que hay hasta la vez siguiente. Ahora, en el programa de cocina, siento que voy a aprender muchas cosas y eso me encanta”.

Tanto la cocina como la costura, según Politti, son actividades que están siendo revalorizadas. “Con Corte y confección les volvimos a dar espacio a las modistas y modistos, más que a los diseñadores, y redescubrimos el oficio”, explica. “Creo que por eso caló en la gente. Me emocionó muchísimo la respuesta del público, el amor que me demostró”.

En la nueva temporada, con los famosos, será la posibilidad de mostrar también cómo muchos artistas conocen de costura porque, frente a la necesidad, se las arreglan para armar sus propios vestuarios. “Cuando empezás de abajo en el medio, pasa eso frecuentemente, te las rebuscás y aprendés, así que va a ser divertido”, adelanta.

De empezar de abajo sabe bastante ella que hace más de 30 años trabaja en el medio como actriz y conductora. “Soy muy de necesitar desafiarme a mí misma todo el tiempo. Siempre digo que la conducción me refrescó como actriz. Con la actuación, aún tengo pendiente hacer un unipersonal”.

Acostumbrada a trabajar en equipo, Politti es de las que siempre está lista para poner el hombro. “Soy muy agradecida, sobre todo a El Trece, que siempre piensa en mí para distintos proyectos. Estoy en un momento de la vida de madurez en el que aprendo a disfrutar desde otro lado, siempre con alegría y poniéndole mucha onda a lo que hago”.

Hipersensibilizada por todo lo que provocó esta pandemia, Politti asegura: “Creo que quedarse en casa es más cómodo, pero más doloroso a la vez. Estamos sobreinformados, pero, también, un poco desconectados y aparecen problemáticas nuevas que no sabemos cómo manejar. Pero, en definitiva, todos estamos en el mismo barco y tenemos que salir adelante”.

Mirá también SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *