Ana Acosta recordó su experiencia con Jorge Porcel y Jorge Luz


“En este momento haría todos los realities. Participé del segundo Bailando por un sueño y Jorge Lafauci me mataba. Fui la primera que se pintó la cara de negro, como una negra de Harlem y me dijo Whoopi Goldberg y no Diana Ross”, dijo Ana Acosta en Intrusos, por América.

La actriz debió suspender las funciones de la obra Casa Matriz, que protagonizaba con su hija Thalía, por las restricciones sanitarias. “En el teatro me siento más cómoda, hice 47 obras, y en el escenario me muestro al cien por ciento porque es lo que más feliz me hace, mas allá de mi familia”.

Consultada por su relación con Jorge Porcel, con quien Ana trabajó en La piñata, la actriz contó: “Nunca hablé porque escuché que no habían tenido buenas experiencias pero a mí no me sucedió eso. Me encontré con un Porcel que había vuelto de Miami y estaba abocado a Dios. Un día dije una mala palabra y me dijo: ‘se te habrá escapado’. Jorge no sabía quién era yo porque cuando hice los cuatro años de Peor es nada él no estaba en el país. De pronto aparecí yo entre Jorge Luz y Porcel y me la hicieron muy fácil. Lo complicado fue entrar en el discurso que tenían entre ellos, dos capocómicos”.

Luego, Acostó recordó una anécdota. “Un 20 de diciembre paramos las grabaciones, me preguntó dónde pasaba las Fiestas y me dijo que a las 12 de la noche pensara en él y brindara por él. Nada que ver con los comentarios que se habían escuchado siempre. Reconozco que estaba totalmente cambiado”.

Ana Acosta y su hija ThalíaDIEGO SPIVACOW / AFV

En cambio, Ana Acosta pasó momentos incómodos en otros programas. “No la pasé mal al punto de discutir pero sí de ninguneo, que a veces es peor, porque no me registraban, no me escuchaban. Eso fue muy duro: si decía algo, no era tomado en cuenta. Un día estábamos por grabar en Rompeportones y Hugo Sofovich dijo que era la primera vez que escribía un sketch sólo para mujeres y que no nos equivocáramos. Les pedí a las chicas que la hiciéramos de una. Después le pregunté que tal había salido y Hugo me respondió que bien. Y cuando le dije que era hora de empezar a escribir para mujeres, ni me contestó. Emilio Disi y Miguel Del Sel eran chicos bravos, no por malos tratos sino por su carácter fuerte. No se me tenía en cuenta y pero tampoco me maltrataban”.

Sobre la cosificación de la mujeres en los programas de humor de los años 80, Acosta señaló: “No me desagrada ver a una mujer en ropa interior siempre y cuando amerite el sketch. Me dolía que las pusieran en bolas porque si”. Y recordó cuando Gerardo Sofovich la echó en vivo en Intrusos de la obra Soltero y con dos viudas, en el 2005. “Me llamaron el mismo día del estreno para reemplazar a Stella Maris y como hizo juicio, hasta fui citada a declarar y contar que eso no estaba programado. Sí me habían ofrecido hacer la obra porque me había convocado Javier Faroni y al final no se dio. Yo estaba viendo el programa, y a los minutos recibo la propuesta”.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *