Amalia Granata y la decisión que tomó al cumplir 40: “Me ligué las trompas”


Amalia Granata dialogó hoy con Los ángeles de la mañana y, tras opinar de la actualidad, sorprendió con una íntima decisión que tomó luego de cumplir 40 años: “Me ligué las trompas”, confesó. Tras explicar sus verdaderos motivos, la diputada santafesina también opinó sobre los dichos de Julia Mengolini que aseguró que fumó marihuana durante todo su embarazo.

“Estoy feliz porque tengo una vida feliz y todo lo que hice malo o bueno me hicieron ser quién soy hoy. Me siento completa, realizada con mi familia, mis amigos, mis hijos, mi profesión entonces los 40 no me pesan, al contrario, me llenan de orgullo, los llevo con mucha dignidad”, reflexionó sobre lo que significó para ella cumplir años. Y enseguida, contó una decisión que tomó en el verano respecto de su vida familiar. “En febrero me operé, me ligué las trompas. Fue una decisión que me costó porque con Leo [Squarzon] queríamos seguir agrandando la familia. Después de Roque buscamos casi tres años y no llegó”, confesó al tiempo que explicó los motivos de dicha acción. “La verdad que ya con 40 años y tanto trabajo tenía temor relajarme. Pasada cierta edad para la mujer es un poco más difícil llevar un embarazo. Con Roque pasé un embarazo difícil, a los seis meses estuve internada con una infección en los riñones. Nació un mes antes porque estaba enredado en el cordón y empecé con contracciones y me tuvieron que hacer una cesárea de urgencia, así que por precaución lo hablamos”, indicó.

“La verdad que me hubiese encantado tener uno o dos niños más, pero Dios no lo quiso así, por algo será y para quedarme tranquila que no llegue en un momento complicado tomamos esta decisión. Quizá quedaba embarazada a los 42 años y estaba todo bien, pero tenía miedo que sea un embarazo de riesgo, que corra riesgo mi bebé, así que preferí hablarlo con mi pareja”, agregó.

Tras asegurar que su marido Leo Squarzon no quería que se someta a esta intervención, aclaró: “Hasta último momento, hasta la última noche antes de la operación él quiso intentar para ver si venía el hermanito, pero no me podía arriesgar a poner en riesgo a un bebé. Además estoy trabajando mucho, no estoy casi nunca en mi casa, tengo 40 y me pareció lo más sano”.

En cuanto a si alguna vez pensó en la posibilidad de adoptar, comentó: “Lo pensé, pero quizá sería egoísta porque sé que hay muchas familias que no tienen ningún niño y están esperando adoptar. También pensé en adoptar a un niño más grande, pero eso requiere mucho de mi tiempo y yo no estoy en mi casa, no podría hacerlo y que me lo críe la persona que trabaja en casa. Me gustaría estar yo presente, así que por el momento no”.

El tema del embarazo y la maternidad trajo inevitablemente a colación la polémica que se generó en torno a los dichos de Julia Mengolini que confesó que fumó marihuana durante todo su embarazo para calmar el malestar. “No sé cuál fue la finalidad de contar algo así. No sé si lo dijo en forma graciosa o qué. Si su felicidad es un porro estaría en problemas. Ese mensaje de que fumar un porro es ser cool y moderna, confunde. Este feminismo, esta ideología nueva que habla del libertinaje, o de necesitar un porro para ser feliz me parece tremenda. Ya saben lo que opino sobre los derechos del niño”, expresó.

LA NACIONConocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *