Alfredo Leuco: “Alberto ya fue, Cristina lo tiene en un puño”


En su editorial de este jueves en El diario de Leuco, Alfredo Leuco se refirió a la relación de poder que existe entre la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, y el presidente, Alberto Fernández. El periodista llamó a la expresidenta “la jefa del jefe de Estado” y sentenció: “Conceptualmente, Alberto ya fue; Cristina lo tiene en un puño”.

Leuco arrancó su tradicional editorial diciendo que el país estaba entrando en una “alerta roja del tablero democrático”. Luego se refirió a la vicepresidenta, que dijo que el fallo de la Corte Suprema por la suspensión de las clases era un “golpe contras las instituciones” y retomó las palabras del constitucionalista Daniel Sabsay que dijo que la expresidenta era “la presidenta de facto” en este momento.

“‘Facto’ es un término latino que significa ‘hechos consumados’, o ‘por la fuerza de las circunstancias’. Y es cierto. Cristina es la presidenta por la fuerza de las circunstancias y por un hecho consumado”, explicó el conductor de LN+.

“Yo apunto a lo mismo, pero lo digo de otra forma. La llamo la jefa del jefe del estado. Estoy convencido de que es la principal anomalía que estamos viviendo. Y todos los problemas más complejos que estamos atravesando los argentinos derivan de ese pacto espurio entre Cristina y Alberto: ‘Vos me das la impunidad y yo te doy el sillón de Rivadavia’”, agregó el periodista

“Eso es de imposible cumplimiento -continuó-. No hay manera de hacer zafar a Cristina de su cleptocracia sin romper el régimen democrático”.

A continuación, Leuco se refirió al papel del presidente en estos momentos, en relación a su vicepresidenta. “Conceptualmente, Alberto ya fue. Cristina lo tiene en un puño y lo redujo casi a la servidumbre. Creo que la vice hasta disfruta con cierto sadismo cuando lo ve hundirse política y humanamente”, sentenció.

Más adelante, el conductor de LN+ se refirió a un par de mensajes que le dio el presidente Fernández a Cristina en los últimos tiempos para “endulzar sus oídos” y que terminó siendo la imagen de la “rendición incondicional” del primer mandatario.

“Eso significa que estamos entrando, más temprano que tarde en la instalación del Cristinato. Es una manera de rebautizar el “Unicato”, concepto que desde 1886, con la presidencia de Miguel Juárez Celman, resume el abuso y la concentración de poder basado en prebendas y castigos”, reflexionó el periodista.

“El Cristinato no tiene piedad ni contemplaciones con nadie. Avanza en forma autoritaria, a paso redoblado y tambor batiente” añadió.

“Cristina pone de rodillas a todo el mundo. Es su estilo, su forma de vivir y de gobernar. Así construyó esta actualidad que podríamos llamar ‘Cristinato’. Ojalá Dios y la patria se lo demanden”, concluyó.

LA NACION



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *