Alejandro Sanz reveló haber sido víctima de bullying

Este viernes 10 de diciembre, Alejandro Sanz (52) ha lanzado su duodécimo álbum de estudio titulado Sanz. Un homenaje a sus inicios, a su barrio Moratalaz, a sus 30 años de carrera e incluso a la vecinita que recuerda de su infancia.

“Este disco es el resultado de todos los anteriores -dice Alejandro Sanz-. A los artistas siempre nos gusta decir ‘este último es el mejor disco de mi carrera’, pero es que realmente lo sentimos así. Sobre todo, en esta ocasión. Porque, con este disco, yo he recuperado la ilusión de cuando hacía mis primera producciones, además de esa libertad de no fijarme en los números…”.

El artista español confiesa que nunca pretendió ser famoso ni tener éxito. “Lo que quería era hacer canciones y vivir de lo que me gustaba. Esa era mi necesidad. Y eso es lo que he intentado plasmar en aquí”, afirmó Sanz durante una rueda de prensa.

Alejandro Sanz durante la presentación de su último disco "Sanz" en Madrid. Foto EFE/Luca Piergiovanni

Alejandro Sanz durante la presentación de su último disco “Sanz” en Madrid. Foto EFE/Luca Piergiovanni

La industria musical

De todos modos, Sanz dice no haber sido preso de las cifras o de las exigencias de la industria. “Yo nunca me he apartado de mi esencia. La música es el amor de mi vida… Hay gente que dice ‘muero por la música’. Pero vivir por la música es mucho más bonito… Y yo quiero hacer música sin miedo, porque hacerlo con miedo es lo peor que puedes hacer”.

Y se explaya: “No creo que nadie haga una canción temiendo al resultado… La música tiene que ser amor, libertad y arriesgarse. Pero no porque haya riesgos, sino porque esa es la esencia de la música”, señaló.

En la búsqueda de historias

La tapa de "Sanz", el nuevo álbum de Alejandro Sanz. Foto (Universal Music Latin vía AP)

La tapa de “Sanz”, el nuevo álbum de Alejandro Sanz. Foto (Universal Music Latin vía AP)

Por otro lado, Alejandro también recalcó la importancia de crear canciones que cuenten historias. Más aun, si son las personales de un artista.

“Digamos que todas las canciones que escribe uno son autobiográficas, pero a veces uno les pone otros nombres porque no quiere revelar tanto de su vida…. Pero este es un disco autobiográfico, que lleva mi apellido de titulo. Me pareció una buena opción, porque era una forma de subrayar el tema del autorretrato. Muestra el hecho de que me estoy mirando en un espejo”, mencionó.

Ahora, lo interesante es saber qué es lo que ve Alejandro Sanz cuando se mira al espejo. “Veo 30 años de esfuerzo y trabajo, mi barrio, que se ha convertido en un peregrinaje emocional para mí… Y al chico que era cuando joven, devolviéndome una sonrisa”, confesó.

El bullying

Durante la presentación, Sanz repitió numerosas veces que tiene grandes recuerdos de su infancia. No obstante, también reveló que durante su época escolar no lo pasó tan bien. Aunque no se atrevería a hablar de bullying o maltrato, de una forma directa.

“Hay cosas que yo no recuerdo del colegio y no sé si era un maltrato físico evidente. Pero sí me sentía muy mal en muchas circunstancias. Aun así, tenia una habilidad para proyectar seguridad y luego tenía la guitarra, que es una arma invencible. Ella me hacía músico… ¡Y a los músicos no se le parten las manos!“.

Alejandro Sanz contó que la guitarra fue una gran aliada en sus años escolares. Foto EFE/Luca Piergiovanni

Alejandro Sanz contó que la guitarra fue una gran aliada en sus años escolares. Foto EFE/Luca Piergiovanni

“Pero sí… Debo reconocer que lo pasé especialmente mal en algunas etapas. En ese momento no había consciencia sobre determinados problemas que entonces no parecían importantes… Y ahora te das cuenta que hay cosas que te afectaban más de la cuenta”, expresó el artista.

A raíz de ello, Sanz intenta que sus hijos crezcan sanos, contentos y sin preocupaciones. Al menos, sin la preocupación de que su padre espere que se conviertan en cantantes o que aparezcan en sus vídeos.

“No puedo incluir tanto a los pequeños en los vídeos. Si lo hiciera, ¡sería explotación infantil! Pero mis hijos siempre forman parte de lo que yo hago. Son mi inspiración”.

Y continuó: “Por ejemplo, Alexander está escribiendo canciones. Es muy talentoso y el año que viene entrará a la escuela de música. Berkeley, probablemente. Manuela está con su marca de ropa. Es talentosísima, trabajadora. De hecho, cuando la llamo para que hagamos un Facetime, los sábados, siempre está en el estudio, trabajando“.

“Y los pequeños… Son muy pequeños todavía. Pero sí puedo contar que Dylan tiene talento para el fútbol… En fin, que hagan lo que quieran y que sean felices”, contó.

Fuente La Vanguardia

WD

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *