al rescate del Octeto electrónico de Ástor Piazzolla con un seleccionado “irreverente” de músicos

Con un seleccionado de músicos formado por Santiago Vazquez, Franco Fontanarrosa, Nana Arguen, Rodrigo Gómez, Noelia Sinkunas, Marcos Cabezaz y Nicolás Enrich, Nico Sorín presenta este jueves 2 de diciembre un “irreverente” homenaje al octeto electrónico que Piazzolla formó para el concierto del Olympia de París en 1977.

A partir de desgrabaciones realizadas por Sorin, los arreglos de los temas y la elección de los artistas que pertenecen a diferentes géneros y estilos, este proyecto aborda el espíritu de Astor de aquella época subrayando la energía de su música con aires de rock.

“La primera vez que escuche el octeto electrónico de Astor me recordó al espíritu rockero de bandas como Deep Purple o Pink Floyd. A la hora de reversionar al gran maestro, la palabra que me venía a la mente era ‘irreverencia’“, señala Sorín desde la gacetilla que anuncia la propuesta.

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

Ástor, el irreverente

“Creo que no hubo artista más irreverente que Piazzolla. Con esa premisa y el respeto que su música merece, me armé de un grupo de siete irreverentes para homenajearlo” agrega el músico sobre este formato y concierto que, tal como el de Piazzolla y su octeto en 1977, incluirá en el repertorio clásicos como Libertango, Meditango, Zita, Adiós Nonino y Violentango, entre otros.

Sorín recuerda que aquella primera vez que escuchó al Octeto de Piazzolla tenía unos 14 o 15 años y quedó sorprendido por lo similar que tenía en espiritu a bandas como Purple o Emerson Lake and Palmer. “De alguna manera, me descolocó. Luego fui entendiendo que como todo gran compositor, los géneros son una suerte de excusa para poder hacer música personal, y en el caso de Ástor, universal”, admite.

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

Mejor derrapar que ser tibio

-¿Cuáles creés que son los elementos principales que esta formación aportó en lo musical y lo estético a la obra de Piazzolla, más allá de la irreverencia?

-Al meterme en sus manuscritos para poder transcribir la música fui encontrando ciertos patrones, movimientos armónicos y gestos musicales que Ástor usaba con frecuencia. Siento que esos elementos son los que le ponen su firma a lo que hace la su propia estética. Por otro lado, me llamó la atención su forma de instrumentar, de una manera muy orquestal.

-¿Cómo pensaste el armado de tu formación? ¿Qué criterios tuviste en cuenta para la convocatoria de los músicos?

No quería hacer un show tibio. Prefería derrapar y morir en el intento. Creo que la música de Piazzolla está llena de riesgos y a la hora de armar la banda convoqué a musicxs que no venían del tango necesariamente, pero que tenían una personalidad y una impronta muy fuerte y personal.

Creo que gran parte del trabajo, más alla de los arreglos, era encontrar a estxs colegas. Cuando fuimos al primer ensayo estaba con ciertas dudas y miedo de que no funcionara, y cuando tocamos el primer compás me sentí aliviado. Había una roña y una energía que se armó, que era lo que estaba buscando.

-¿Cuál es el espacio para la improvisación que hay en el octeto? Por un lado, la ductilidad de los músicos que elegiste, y también vos, son enormes improvisadores; por otro, la complejidad de la música y los arreglos dan la sensación de que si algo se sale de libreto, la música corre riesgo de zozobrar.

-Por más que estaba muy escrita, la música de Piazzolla daba pie a pequeñas improvisaciones, desde la manera de tocar las notas, el feel y ciertos adornos hasta cadencias que el maestro les concebía a los músicos. Toda su formación, en esta etapa se sentía muy cómoda improvisando. En este caso, lo permití mucho, mientras no se salga de la narración y el guion musical.

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

-¿Qué tan distinto será el concierto de Niceto de lo que sonó en el homenaje a Ástor que se llevó a cabo en el CCK para celebrar los 100 años de su nacimiento?

-La idea es hacer el mismo concierto. Creo que al cambiar la escenografía a un lugar como Niceto, el show va a tener mas brío, más peligro. Y, seguramente, más rock.

Un repaso de 15 años de trabajo

-Entiendo que este concierto forma parte de un “ciclo” en el que vas a ir presentando diferentes propuestas. ¿Qué se puede contar o adelantar de eso?

-La idea es hacer seis Nicetos, a razón de uno por mes. Pero voy a ir develando las fechas de a poco. Voy a ir abriendo el baúl de los recuerdos y a traer de nuevo los proyectos en los que estuve trabajando estos últimos 15 años.

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

Nico Sorín viene de presentar en sociedad su proyecto solista Solo No. 1 y ahora vuelve a Niceto con una formación con la que recrea la propuesta del Octeto Electrónico de Ástor Piazzolla. Foto Gentileza Prensa

Sorín acaba de estrenar Solo No1, un nuevo EP en el cual el multifacético compositor desarrolla su lado más electrónico. El lanzamiento es el resultado sonoro de su paso por Artlab Residencias Artísticas x Amplify D.A.I, donde trabajó con la artista Efe Ce Ele en visuales.

Concebido en el contexto de pandemia, en Solo No1, su primer proyecto en solitario, el músico se aleja de las grandes formaciones, emulando una orquesta muy particular, con sintetizadores, samplers, toy piano y máquinas de ritmo.

En su nueva propuesta de base electrónica, géneros diversos como el pop, el clásico, el electro, el jazz, lo experimental e industrial cohabitan, se fusionan y dialogan, sin otra regla que la de la plena libertad creativa.

NICO SORÍN presenta PIAZZOLLA OCTETO ELECTRÓNICO este  jueves 2 de diciembre a las 21, en Niceto Club, Niceto Vega 5510. Entradas en nicetotickets.com.ar

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *