Actores traumados: seis películas que dejaron secuelas en sus protagonistas


El cine goza de una sólida reputación, en gran parte, gracias al trabajo de los actores y las actrices que personifican y protagonizan las historias. Los reconocimientos de la academia del Séptimo Arte, como los Premios Óscar (celebrados desde hace 92 años), son un recordatorio anual de lo valioso que es el trabajo de encarnar a alguien opuesto a sí mismo en la mayoría de las ocasiones.

No obstante, el arduo trabajo de estos profesionales suele verse reflejado en sus vidas personales. Existen situaciones en las cuales los artistas, literalmente, se convierten en sus personajes. Los traumas y vivencias que personifican se convirtieron en una fisura notoria dentro de su realidad.

Estos son algunos casos de artistas reconocidos que se sumergieron, más de lo debido, en sus personajes.

Un papel que marcó la vida de Hathaway fue el de Fantine, en la película musical de “Los Miserables”Universal Pictures

Esta actriz estadounidense, de 38 años, es una de las más reconocidas de Hollywood tanto por su talento como por la gran cantidad de producciones cinematográficas de alta calidad en las cuales participó. Un papel que marcó la vida de Hathaway fue el de Fantine, en la película musical “Los Miserables” (2012). Si bien su actuación le valió un Óscar a Mejor actriz, la artista reveló que la apropiación de su personaje no fue la mejor.

Explicó, en entrevista exclusiva para Vogue, que perdió más de 10 kilos, ya que su personaje era una mujer desolada. Debido a ello, su estricta dieta para la producción se basó solamente en el consumo de lechuga y pasta de avena. Aseguró que las repercusiones fueron duras pero, sin embargo, logró recuperarse luego de ganar el Óscar.

Esta actriz estadounidense, de 31 años, no pasó un buen momento cuando protagonizó la película de terror “Suspiria” Amazon Studios

Reconocida principalmente por su interpretación como Anastasia Steele en la adaptación cinematográfica de la novela “50 sombras de Grey”, Dakota Johnson, actriz estadounidense, de 31 años, no pasó un buen momento cuando protagonizó la película de terror “Suspiria” (2018). Reveló, en un reportaje con el medio Elle, que participar en la película le había causado tantos inconvenientes ante la intensidad de la historia de la producción que terminó yendo a terapia.

Sobre ello hubo bastante especulación. La actriz declaró, en una rueda de prensa promocional del film: “Cuando trabajo en un proyecto, y no me avergüenzo de ello, soy una persona muy porosa y absorbo los sentimientos de muchas personas. Cuando trabajas con temas oscuros, pueden quedarse contigo y luego simplemente necesitas hablar con alguien amable sobre el tema. Es una buena forma de seguir adelante con el proyecto. Mi terapeuta es una mujer realmente agradable”.

Esta fallecida actriz estadounidense protagonizó una de las escenas más icónicas del cineParamount Pictures

Esta fallecida actriz estadounidense protagonizó una de las escenas más icónicas del cine. Bajo la dirección de Alfred Hitchcock, la escena en la que su personaje es asesinado en la ducha ha sido de las más representativas en la industria.

Sin embargo, el haber sido parte de este film, y particularmente realizar aquella escena, le valió algunos inconvenientes en su vida personal. Tras el estreno oficial, la actriz fue acosada por varias personas que le enviaban cartas en las que la amenazaban con asesinarla de la misma manera en la cual lo hacía Norman Bates, el villano de la cinta.

”Ya no recibo tantas cartas como antes, pero tengo que decirlo, fue algo muy grave. El FBI tuvo que intervenir. Por suerte nunca pasó nada”, dijo Leigh en una entrevista, en 1984. Además, reveló: “Cuando estoy en un lugar donde solo me puedo duchar, me aseguro de que las puertas y ventanas de la casa estén cerradas. También dejo la puerta del baño y la cortina abiertas. Siempre estoy mirando hacia la puerta, observando, sin importar dónde esté la ducha”.

La impecable actuación de Ledger fue reconocida por los críticos y los fanáticos, tanto que ganó un Oscar a Mejor actor de repartoWarner Bros Pictures

Un caso muy conocido por el público es el del fallecido actor estadounidense Heath Ledger, quien interpretó al icónico villano de DC Comics, el Guasón, en la película de “Batman: el caballero de la noche”. La impecable actuación de Ledger fue reconocida por los críticos y los fanáticos, tanto que ganó un Óscar como Mejor actor de reparto. La parte lamentable de la historia es que el intérprete no pudo recibir su galardón en persona: falleció a los 28 años, ocho meses antes del estreno del film.

De acuerdo con el informe oficial de la autopsia, murió por un paro cardiorrespiratorio derivado de la interacción farmacológica de fuertes sedantes y analgésicos. Se le atribuyó su muerte a su proceso de interiorización del personaje malvado de DC, sin embargo, no hay pruebas fehacientes de ello.

Lo que se sabe es que se dedicó de forma obsesiva a preparar su papel, pues estuvo encerrado por semanas en un cuarto de hotel creando la risa y hasta llevó un diario como si fuera el villano.

“La naranja mecánica” es todo un ícono del cine, dirigida por el cineasta Stanley KubrickWarner Bros. Pictures

Este actor británico, de 77 años, protagonizó una de las películas clásicas más recordadas de la historia. “La naranja mecánica” es todo un icono del cine. Fue dirigida por Stanley Kubrick. Aunque el filme tiene varias escenas retorcidas, sin duda una de las más recordadas es aquella cuando Alex, el personaje de McDowell, es sometido al “tratamiento Ludovico”, en el cual es obligado a ver películas violentas mientras sus ojos permanecen abiertos por una máquina.

Al respecto, el actor declaró: “Terminé con las córneas rasguñadas, algo desagradable y brutalmente doloroso. Se curó bastante rápido, pero a los pocos días Stanley me dijo que necesitaba una toma más en primer plano. Mi sustituto no quiso hacerlo luego de ver lo que me pasó. Por lo tanto, volví a la silla. Era mi último día de sesión. Yo estaba aterrorizado”.

Esta película, considerada de culto, cuenta una aterradora y sombría historiaWarner Bros. Pictures

Esta película, considerada de culto, cuenta una aterradora y sombría historia. La actriz Shaelley Duval, quien dio vida a la protagonista Wendi Terrance, también sufrió durante el rodaje de “El Resplandor” (1980). Es sabido que el director Stanley Kubrick no seguía modelos lineales en sus producciones, por el contrario, se caracterizó por llevar al límite, en más de una ocasión, a los actores que daban vida a sus personajes.

Duvall no fue la excepción. Según declaró a Hollywood Reporter, en 2017: “Kubrick no utilizaba nada hasta la toma 35. Tantas tomas corriendo, llorando y cargando a un bebé son muy duras… eso es difícil”.

Particularmente, Duvall desapareció de los medios por muchos años después de asistir a una entrevista en Dr. Phill, en el cual se enfocaron solo en la salud mental de la actriz, de una manera poco respetuosa, luego de protagonizar la cinta. En la incómoda entrevista reveló situaciones que la marcaron, como por ejemplo cuando Kubrick decidió ordenarle a todo el equipo de producción que no le dirigieran la palabra a la actriz, pues buscaba resaltar en ella la personalidad frágil e insegura de Wendi Terrance, su personaje.

EL TIEMPO/GDA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *