A Aguas profundas, ni el sexo oral entre Ben Affleck y Ana de Armas la salva del naufragio

Nada garantiza nada. Si creíamos que una novela de Patricia Highsmith era suficiente sustento para que Adrian Lyne concibiera un entretenimiento con intriga y pasión, Aguas profundas se hunde irremediablemente en un abismo del que ni Ben Affleck ni Ana de Armas lograrán salir jamás.

Pero nadie puede decir que el director inglés no es perseverante en lo suyo: al menos las tramas de sus películas por lo general giran en torno a las infidelidades y el sexo: Atracción fatal, 9 semanas y media, Propuesta indecente, Lolita e Infidelidad. El inglés tiene 82 años, y hacía 20 que no dirigía una película (la última mencionada, con Richard Gere y Diane Lane, y con demasiados puntos en común con Aguas profundas).

Se nota.

La cubana Ana de Armas era pareja de Ben Affleck cuando rodaron el filme de Adrian Lyne ("Flashdance"). Nada salió bien. Foto Amazon

La cubana Ana de Armas era pareja de Ben Affleck cuando rodaron el filme de Adrian Lyne (“Flashdance”). Nada salió bien. Foto Amazon

Bien dicen que cuando, en la vida real, un integrante de un matrimonio, o una pareja, da lo mismo, pregunta “¿Sabés que te amo?” algo malo estaría sucediendo.

Bueno, Melinda (la cubana Ana de Armas, que cuando rodó era la pareja de Ben Affleck) no sólo le hace esa pregunta a su esposo en la ficción, que es casualmente Affleck, sino que más tarde le escupe un “Si estuvieras casado con otra persona, estarías tan jodidamente aburrido que te suicidarías”.

Ana de Armas se lució en la última de James Bond, y en "Blade Runner 20149". Acá, no . Foto Amazon Prime Video

Ana de Armas se lució en la última de James Bond, y en “Blade Runner 20149”. Acá, no . Foto Amazon Prime Video

Aventuras sexuales

Antes, descubrimos que Vic le permite a su esposa tener aventuras sexuales con otros hombres porque entiende que es la única salida para salvar a su matrimonio. El, en esta versión, crea drones, que son utilizados en las guerras, y se ha vuelto no diríamos millonario, pero casi.

Ella no trabaja, no lee, casi que no se banca a la hijita que tienen juntos, tiene mucho tiempo libre. Bueno, no, tiene tiempo para acostarse con amantes que son más jóvenes que Vic.

¿Será Bruce Wayne? No, es Ben Affleck con su característico gesto adusto. Foto Amazon Prime Video

¿Será Bruce Wayne? No, es Ben Affleck con su característico gesto adusto. Foto Amazon Prime Video

El disparador del filme es la desaparición de un amante de Melinda. Vic, para sacarse del medio a una nueva conquista de la morocha, le dice a éste que fue él quien lo asesinó. En el pueblo el rumor se esparce rapidito, pero cuando se descubre al autentico asesino, se disipan.

Algo.

Aguas profundas peca del peor pecado que puede tener una película. Ser aburrida. No es tan solo que la relación de los esposos parece atada con alfileres -si fuera una película de bajo presupuesto diríamos con alambres, pero aquí hay mucha producción en decorados, vestuarios, extras y salarios-.

En boca cerrada no entran moscas. Ni nada, ni tampoco salen palabras de amor. Foto Amazon Prime Video

En boca cerrada no entran moscas. Ni nada, ni tampoco salen palabras de amor. Foto Amazon Prime Video

Los diálogos son banales, Lyne no ayuda ni cuando en las escenas de sexo pone o mueve la cámara en lugares insólitos, y tampoco parece entusiasmado al hacerlo.

Y está Ben Affleck, de quien ya dijimos que suele ser mejor director que actor (Argo, Atracción peligrosa) y que en la última película en que lo vimos actuar, The Tender Bar, también en Amazon Prime Video, estaba bárbaro como el Tío Charlie. Pero no, acá pone esa carita, esos gestos serios, adustos, que tan mal le salían cuando era Bruce Wayne en las películas de Batman que da risa antes que generar empatía.

A De Armas la veremos pronto en "Blonde", la película sobre Marilyn Monroe. Foto Amazon Prime Video

A De Armas la veremos pronto en “Blonde”, la película sobre Marilyn Monroe. Foto Amazon Prime Video

Y si es el responsable de la muerte de los que se acuestan con su mujer o a los que les practica sexo oral, poco importa.

De Armas, que sigue creciendo en Hollywood (Blade Runner 2049, Entre navajas y secretos, Sin tiempo para morir, bueno, acá decayó) tal vez estaba preparando su personaje de Marilyn Monroe en Blonde. La película de Netflix ya fue calificada como NC-17, lo que habla de alto contenido sexual, algo que aquí brilla casi por su ausencia.

A vos te conozco. Jacob Elordi (Natan, en "Euphoria"), uno de los amantes de Melinda.

A vos te conozco. Jacob Elordi (Natan, en “Euphoria”), uno de los amantes de Melinda.

Y está Sam Levinson como coadaptador de la novela de Highsmith. Levinson, hijo de Barry, el director de Rain Man, es el tipo detrás de Euphoria, él escribe y dirige la serie de HBO en la que las drogas y el sexo se muestran sin filtros ni límites. Pero se ve que no pudo poner mucho más que a su actor predilecto, el australiano Jacob Elordi (Natan en Euphoria) como uno de los muchos amantes de Melinda.

En fin, que hay tanto desatado en esta película que cuando uno tiende a perder la esperanzas, por suerte la película termina.

“Aguas profundas”

Regular

Misterio/drama. EE.UU./ Australia, 2022. Título original: “Deep Water”. 115’, SAM 18. De: Adrian Lyne. Con: Ben Affleck, Ana de Armas, Jacob Elordi. Disponible en: Amazon Prime Video.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *