YPF: reportó una pérdida de $35.332 millones en el tercer trimestre del año



En el acumulado del año, la compañía todavía acumula un rojo de US$1637 millones Fuente: Archivo

La crisis de la pandemia y su impacto en las limitaciones a la movilidad volvió a impactar en el balance trimestral de YPF, que reportó una pérdida de $35.332 millones (US$482 millones) en el tercer cuarto del año. Esto significa una mejora con relación al trimestre anterior (US$1258 millones), aunque en el acumulado del año arrastra un rojo de US$1637 millones.

Así lo informó la petrolera con control estatal a la Comisión Nacional de Valores (CNV), donde especificó que los ingresos aumentaron 19,5% en dólares con respecto al trimestre anterior, como resultado de la recuperación en las ventas de combustibles y la estabilización de la producción de petróleo y gas. Sin embargo, los ingresos siguen 31,1% abajo en el acumulado de los primeros nueve meses del año.

“La demanda de productos refinados se recuperó significativamente con respecto al trimestre anterior, impulsada por el aumento del 41% en los volúmenes vendidos de nafta y 22% en diésel, aunque todavía no se alcanzaron los niveles pre-pandemia. Los precios en el surtidor se ajustaron dos veces durante el trimestre, acumulando en promedio un incremento del 8% en pesos. Sin embargo, medidos en dólares, los precios se contrajeron 25,3% y 19,8% interanual para gasoil y nafta, respectivamente”, dijo la compañía.

En el upstream, YPF explicó que la producción total de hidrocarburos se estabilizó en 468.500 barriles de petróleo equivalente por día (bped), tras la reanudación gradual de la actividad. “Durante este período se levantaron 35 equipos en las provincias de Chubut, Mendoza, Neuquén y Santa Cruz, lo que permitió frenar la caída de la producción, aunque en niveles por debajo de la pre-pandemia y adecuados a las necesidades de mercado. Toda esta actividad se logró en acuerdo con los sindicatos y bajo estrictas medidas de seguridad para cuidar la salud de los trabajadores”, destacó.

Por otro lado, la deuda neta se redujo a US$7203 millones, una disminución de US$184 millones con respecto al trimestre anterior, “debido a la recuperación parcial del flujo de efectivo de las operaciones y al enfoque conservador relacionado con inversiones, ya que la prudencia financiera continúa siendo nuestra estrategia para enfrentar esta crisis inesperada”, dijo YPF.

Edenor, también con pérdidas

Al igual que había sucedido hace una semana con Edesur, la distribuidora de electricidad Edenor presentó hoy su balance trimestral con pérdidas por $1839 millones, producto “del impacto del congelamiento tarifario”, según indicó la empresa en la nota presentada ante la CNV.

En concreto, en los primeros nueve meses del año los ingresos disminuyeron un 25% en términos reales respecto del mismo período de 2019, a pesar del incremento en el volumen de energía vendida, del 1,3%.

La distribuidora Edenor presentó su balance trimestral con pérdidas por $1839 millones producto “del impacto del congelamiento tarifario” Fuente: Archivo

“El margen bruto que representa los ingresos atribuibles a esta distribuidora, equivalente al Valor Agregado de Distribución (VAD), cayó un 26% respecto del mismo período del año anterior, como consecuencia del congelamiento tarifario y el nivel de robo de energía”, explicó Edenor.

Asimismo, indicó que el resultado antes de impuestos (Ebita) disminuyó un 92% en línea con el margen bruto, “reflejando la falta de actualización de los ingresos en un contexto de altos índices de inflación e incremento de los costos operativos, a pesar de los esfuerzos de la sociedad por ser más eficiente en el uso de los recursos”.

Con relación a las inversiones, durante 2020 alcanzaron $7066 millones, lo que significa una reducción del 28% respecto del mismo período del año anterior. “Las restricciones impuestas en la realización de determinadas actividades por la situación de aislamiento en la que se encuentra el país desde el 20 de marzo de este año en sus distintas etapas impidieron poder concretar en su totalidad el ambicioso plan fijado por la Sociedad. Sin dudas, en caso de mantenerse el retraso en la actualización de los ingresos y la falta de previsibilidad a futuro como consecuencia del congelamiento tarifario dispuesto, impactará en los planes de inversiones futuros”, concluyó.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *