Una firma argentina dio un paso clave para el uso de órganos de cerdo en humanos



A través de la tecnología de ‘tijeras genéticas’ se consiguió modificar el genoma del cerdo Crédito: INTA

La compañía argentina de biotecnología animal Kheiron Biotech acaba de anunciar que, mediante técnicas de edición génica, se logró dar un paso importante en el camino de evitar el rechazo inmunológico de órganos de cerdo en humanos. En diálogo con LA NACION, el director del proyecto, Gabriel Vichera, señaló que son el primer laboratorio de la región en conseguirlo y que están preparados para los desafíos que siguen.

“Aprovechando la tecnología de clonación en animales que hace varios años venimos utilizando, primero en equinos y luego en bovinos, es que empezamos a acoplar a ella la tecnología de edición génica”, apuntó Vichera, quien también es cofundador de la empresa. Y agregó: “Una de las cuestiones más interesantes de esto es que las ediciones génicas se lograron en células de cerdos libre de retrovirus endógeno porcino C (PERV-C) y utilizando herramientas en formato proteico y no de ADN, lo que evita cualquier posibilidad de inserciones no deseadas en el genoma del cerdo, requisito fundamental de los organismos reguladores como la Dirección Nacional de Biotecnología y la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia)”.

El equipo de científicos comenzó el proyecto exclusivamente con un fin médico, con el objetivo puesto en la realización de xenotrasplantes aptos para el humano. “Fisiológicamente, los órganos del cerdo son muy similares a los de una persona. El problema es que nuestro sistema inmunitario, cuando reconoce que tiene un tejido extraño, va y directamente lo ataca”, advirtió el especialista.

“Las células de animales tienen una cubierta de azucares que prende automáticamente una alarma cuando está en el cuerpo de otra especie. Ahora bien, con las denominadas ‘tijeras genéticas’ uno puede, con muchísima precisión, meterse en el genoma del cerdo y empezar a reescribirlo como para engañar al sistema inmune del humano”, agregó.

Fisiológicamente, los órganos del cerdo son muy similares a los de una persona Crédito: Archivo Reuters-Ryan Woo

En ese sentido, Vichera apuntó que, para evitar ese “rechazo hiperagudo”, lo que debieron hacer fue eliminar tres de los genes que lo generaban y que están presentes en las células del cerdo. Es lo que les permitió a los científicos continuar con el paso siguiente, que fue generar embriones a partir de esas células.

Estamos listos para el desafío que sigue, que es lograr el nacimiento de cerdos con tejidos aptos para el humano

Gabriel Vichera, director del proyecto y cofundador de Kheiron Biotech

“Cuando tuvimos a esos embriones, lo que hicimos fue extraerles el ADN y así fue que logramos verificar que esas ediciones génicas se habían hecho correctamente. Ahora estamos listos para el desafío que sigue, que es transferirlos a una hembra receptora y ver si podemos lograr el nacimiento de esos cerdos con tejidos aptos para el humano”, señaló.

Sin embargo, Vichera aclaró que, de alcanzarse el objetivo, tampoco eso significaría necesariamente que vaya a existir un órgano perfecto para el trasplante a un humano: “Es algo que todavía no se lo logró en el mundo, porque en realidad nadie sabe exactamente todos los genes que hay que modificar para conseguirlo, pero hay que ir haciendo camino”.

“No se pretende generar un órgano que sea definitivo para un trasplante en humano, sino uno provisorio, que le otorgue más tiempo al paciente que está a la espera de la donación de un órgano. Eso ya sería un logro enorme”, concluyó.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *