“Un invierno duro”. El Gobierno admitió que el paro en Vaca Muerta afectará la provisión de gas local


El secretario de Energía, Darío Martínez, admitió hoy que el bloqueo de rutas en Neuquén, cerca al corazón de Vaca Muerta, afectará la producción de gas para el invierno próximo, por lo que será necesario importar más suministro o quemar combustibles líquidos, que son más caros y contaminan más.

A fin del año pasado, el Gobierno lanzó el Plan Gas, el programa de estímulo con el que busca detener la declinación de los pozos gasíferos. La misma Secretaría de Energía reconoció que el lanzamiento había sido implementado con demora, lo que implicaba que las empresas debían acelerar la reactivación de la producción para llegar a tiempo al 1° de mayo con el suministro de gas comprometido.

Los nueve días de cortes de rutas en Vaca Muerta, sin embargo, pusieron un freno a las operaciones. Por eso, en el Gobierno ya planean la forma de reemplazar el faltante de gas que habrá. En principio, para eso están los dos buques regasificadores, uno en Escobar y el otro en Bahía Blanca. No obstante, ninguno de los dos todavía está operativo.

En el puerto de Escobar todavía es necesario hacer un dragado para amarrar el buque. En el Gobierno estiman que estaría conectado al sistema a fin de mes. En Bahía Blanca, el buque recién llegaría a la Argentina el 26 de mayo, y entraría en funcionamiento en junio. Por ahora, en la Secretaría de Energía aseguran que el abastecimiento para las próximas semanas no corre peligro, pero todo dependerá de la temperatura: si comienza a hacer más frío aumentará el consumo.

“Estamos trabajando a contrarreloj, y lo que hoy está ocurriendo en Neuquén va a afectar [al programa del Plan Gas]. Sabemos que el invierno será duro”, dijo Martínez, en un evento organizado por el Club del Petróleo.

“Necesitamos que [el conflicto sindical] se resuelva. Vamos a colaborar para que se llegue a una solución. Cada día cuenta y mucho, especialmente con el Plan Gas. También hay que comprender el concepto de licencia social. Todos nos tenemos que involucrar. Lo mismo sucede con los petroleros, un conflicto sobre el cual se dictó la conciliación obligatoria. Estamos dispuestos a dialogar para que se resuelva”, agregó.

Los piquetes que comenzaron el miércoles pasado de parte del personal de sistema público de Salud que reclama una mejora salarial están generando una de las peores crisis que ha vivido Vaca Muerta.Gentileza Río Negro

Ayer, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria ante la medida de fuerza anunciada por los sindicatos petroleros de las distintas cuencas productivas. Los gremios buscaban la reapertura del acuerdo paritario 2020. “La recomposición salarial alcanzó a fines de 2020 un 33% [la inflación el año pasado fue 36,1%]. Tanto la industria como los sindicatos se encontraban negociando y habían acordado un plazo de 15 días para analizar distintas propuestas”, indicaron fuentes del sector

Los bloqueos en casi todas las rutas de Neuquén ya están generando desabastecimiento de combustibles en la provincia. Además, hay faltante de alimentos en algunas localidades.

Según datos del sector, la industria en su conjunto tiene 40 equipos parados por esta situación, entre perforación, fractura, terminación y asistencia en Vaca Muerta. Las pérdidas ya representan unos US$10 millones. Hay, además, una pérdida futura, que se asocia al retraso en la conexión de pozos.

Por otra parte, detallaron que el retraso en la perforación de nuevos pozos de gas, enganche y construcción de la infraestructura de superficie genera una pérdida de 1 millón de metros cúbicos por día (m3/d). Se trata de un número no menor, si se tiene en cuenta que las petroleas se comprometieron a entregar alrededor del 103 millones de m3/d.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *