Un intendente K dice que venderá carne hasta un 50% más barata



“En Castelli vamos a juntar a productores, frigoríficos y carniceros y vamos a poner el kilo de asado a $399. Va a bajar casi 50% el precio de la carne porque queremos que la gente coma. Hay que rediseñar toda la cadena cárnica en la Argentina, urgente”.

En el cuarto día del cese de comercialización de hacienda del campo contra el cierre de las exportaciones de carne, esa fue la propuesta del intendente kirchnerista de Castelli, Francisco Echarren, que a través de las redes sociales señaló que se deben “terminar con los intermediarios que encarecen y forman precios”.

“Hay que cuidar al productor y a la gente trabajadora, $180 el kilo de carne en pie y casi $800 en el mostrador. Eso vamos a hacer en Castelli junto a productores, frigoríficos y carnicerías. Todos juntos, por la gente”, remarcó en Twitter.

En diálogo con LA NACION, Ignacio Larralde, secretario de Campo y la Producción de Castelli, explicó que la iniciativa tiene como objetivo la integración de la cadena y la posibilidad de contar con la cercanía de un frigorífico local.

“Con la presencia del ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez, este jueves lanzaremos el acuerdo a implementar. Serán cinco cortes populares a un 50% del valor actual, el resto de los cortes tendrán una baja del 20%”, señaló.

“No hay grieta con toda la cadena. El costo lo va a asumir el frigorífico local, que le significará una jaula por semana, unos 10.000 kilos. También 10 carniceros de los 22 que hay en la ciudad se sumaron a la movida y avanzamos con ocho productores de la zona que van a vender”, expresó.

El frigorífico Superbeef, perteneciente a los empresarios Víctor Irigoyen y Javier Horacio Serraino, que en abril pasado se comprometió con la comuna de realizar un aporte de $500.000 para la pandemia, tiene una capacidad de faena de 1200 animales por semana y, además del abastecimiento local, tiene reparto en el conurbano bonaerense.

En este contexto, informó que será Superbeef quien le va a bajar la media res al carnicero a $100 menos que el valor actual. “Al frigorífico igual le va a quedar margen y el precio a los productores no se le va a tocar. En general, la carne que venden en Castelli viene de afuera, por eso ese costo de logística va a desaparecer”, indicó. Señaló que se trata de una política local, pero que “sería bueno implementarlo en otros pueblos de la zona”.

Alejandro Jaureguiberry, presidente de la Sociedad Rural de Castelli, indicó que los productores se enteraron de la noticia vía redes pero que no hubo llamado alguno por parte del municipio a la entidad ruralista.

“Creo que es una intención que no va a prosperar. Pierden de vista cuando se juntan con un par de productores que no representan a nadie. No existe un acuerdo y los productores no vamos a avalar nada en ese sentido. Ayer me llamó un carnicero del pueblo que también desconoce la propuesta del municipio”, remarcó.

“Los productores sabemos que los que perdemos somos nosotros siempre, porque nos van a pagar menos. Mostraremos nuestro descontento y no le venderemos al frigorífico local”, agregó.

Por otra parte, contó que se ve un alto acatamiento del paro por parte de toda la cadena y que los productores ganaderos esperan “que los granos se plieguen prontamente a la medida de fuerza”.

Para Leonardo Rafael, presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), los dichos del funcionario de Castelli, que dijo al anunciar el plan que hay que “terminar con los intermediarios que encarecen y forman precios”, muestran el total desconocimiento de cómo trabaja la cadena cárnica.

“Es una foto para la tribuna, quieren figurar. No se puede bajar el precio de la carne si la materia prima tiene un valor y sacar al matarife del medio no cumple efecto. El porcentaje del matarife es ínfimo lo que reproduce la cadena”, dijo.

“Trabaja con su poder adquisitivo para poder comprar la hacienda, pagar los servicios de faena al frigorífico y aguantar los plazos de pago del carnicero que son entre 15 y 20 días. Toda la economía la maneja el matarife. No la pone ni el frigorífico ni el productor”, señaló.

Por su parte, el diputado de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo señaló: “Si eliminás al Estado de la cadena formadora de precios en la industria cárnica, bajás el precio de la carne de la noche a la mañana, mínimo en un 30%. Y un 50% en el resto de los alimentos en góndolas”.

“Un tipo que nunca laburó en el sector privado, que jamás generó nada, ni contrató a nadie que no sea con cargos públicos, ¿qué podés esperar? Igual, es posible bajar entre 30 y 50% el costo, si eliminás al Estado del medio. Gana la cadena y gana el consumidor”, enfatizó.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *