Tristeza y conmoción por la muerte de Diego Maradona



Tristeza y conmoción por la muerte de Diego Maradona – LA NACION PUBLICIDAD BAJAR AL SITIO PUBLICIDAD BAJAR AL SITIO

El análisis de Willy Kohan en Somos Nosotros

07:06

A continuación, los principales conceptos:

Conmoción y tristeza en la Argentina y en todo el mundo por la noticia de la muerte de Diego Armando Maradona a la temprana edad de 60 años.Ídolo indiscutido y venerado en todo el planeta como jugador de fútbol; pero polémico y generador de opiniones divididas en su conducta fuera de la cancha.A pocas horas de la triste noticia, cabe ahora guardar el respecto por la memoria del ídolo y sus admiradores, y brindar las condolencias a su familia. Tal vez las contradicciones y las conductas que se le cuestionaron a Maradona en vida se parecen bastante a las propias hipocresías y miserias que recorren a buena parte de la sociedad argentina, en particular a sus dirigentes. Discusiones y debates para otro momento.Tendrá funerales a la altura de un jefe de Estado en Casa de Gobierno. Alberto Fernández aclaró que la decisión fue de la familia. Inevitablemente la muerte de Maradona también se mezcla con la política.Se detiene por algunas horas la vorágine informativa sobre el laberinto político y económico de la Argentina. Hay tres días de duelo.Sin embargo, la disputa por el poder y la realidad de la crisis socioeconómica sigue adelante. No hay duelo en el Senado, y la agenda de Cristina Kirchner para colocar y remover al jefe de los fiscales se mantiene sin cambios y sin aplazar las sesiones programadas. La carrera es contrarreloj, antes de que termine el año parlamentario.El momento económico en la Argentina es cada vez más bipolar. Hay euforia en los mercados financieros mundiales, pero el país no puede aprovecharlo por estar enfrascado en su laberinto económico y político.No termina de convencer Martin Guzmán sobre la capacidad política que tendrá junto al Presidente para imponer un ajuste que resulta imprescindible. No solo para lograr un acuerdo con el FMI, sino para evitar que se acelere la inflación a niveles peligrosos. El mundo celebra con récord de liquidez e inversión en países emergentes, pero la Argentina queda más rezagada que el resto.Hay tres novedades alentadoras en el mundo que podrían ayudar mucho más a la Argentina si se despejan las dudas políticas: el avance de las vacunas, la llegada de la era Biden con menos confrontación comercial entre Estados Unidos y China, y la certeza de que habrá mayor expansión monetaria en Norteamérica vía estímulos a las empresas y al consumo para enfrentar los efectos de la pandemia.Dólar débil, tasas regaladas y materias primas en alza: un mejor escenario mundial para la Argentina sería imposible, siempre y cuando se logre detener la aceleración inflacionaria. Pero para eso hay que frenar la emisión y ajustar el gasto.Ya se blanqueó que el Banco Central tendrá que emitir unos 350 mil millones hasta fin de año. Los aumentos de tarifas, si llegan, serán extremadamente graduales con lo cual la cuenta de subsidios seguirá aumentando.En este contexto, no está claro de qué forma el Gobierno podrá compensar el retiro anunciado del IFE y de los ATP. Por lo pronto, se anunció un bono de fin de año para los beneficiarios del IFE.Además, los gobernadores reclaman también ellos un paquete de casi 200 mil millones para llegar a fin de año. Y se prometió al FMI una reforma en la ley para actualizar las jubilaciones, pero no está claro que el oficialismo tenga los votos para formalizar ese ajuste.Demasiadas dudas en una Argentina bipolar, con luces y sombras de cara al cierre de un año tan dramático como el que tocó vivir. Bipolar y dramático, como la leyenda de Maradona.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.

No, gracias Aceptar





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *