Trigo: la mejora del estado no será fácil



El trigo, esta vez con dificultades Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro V. Rizzi

Se está viendo que la recuperación de los trigos tras las lluvias de mediados de octubre no será sencilla. Además de la falta de agua durante seis/siete meses en la región central, sufrieron fuertes heladas y corren riesgos de ataques de enfermedades. Los cultivos tempranos ya se encuentran en etapas de espigazón avanzada con pocos macollos, lo que resulta sinónimo de recortes de rendimiento.

Los sembrados más tarde tienen mejores posibilidades si continúan las lluvias en las próximas semanas. Pero la falta de agua no fue la única adversidad enfrentada. En la provincia de Buenos Aires, de la ruta 7 hacia el sur, los trigos sufrieron más por el frío que por la seca. El consultor Gerardo Chiara recuerda que “hubo muchas heladas de gran intensidad, alternadas con días de temperaturas más altas, que complicaron la evolución de los cultivos”.

Por esa causa, “al llegar al estado de espigazón, en el entresurco se ve una capa de hojas secas y plantas con la hoja bandera y solo una o dos más en la línea de siembra”, advierte el técnico. También se observa mucha heterogeneidad en los lotes por la misma razón, con sectores de cultivos que quedaron atrasados y con menor desarrollo.

Por lo descripto, Chiara estima una pérdida de rinde del 20-25% en el centro de Buenos Aires. El técnico observa diferencias en el comportamiento varietal frente al frío y nota que un cultivar con buen desempeño frente a heladas, pero de mediano potencial, puede rendir más que uno de punta, pero susceptible a fríos intensos. En los últimos días apareció otra adversidad: la alta humedad ambiente, una condición predisponente para el desarrollo de enfermedades criptogámicas, particularmente Fusarium en los cultivos en antesis.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *