Tregua y preocupación: ante la suba de casos, Nación, Ciudad y Provincia no descartan medidas adicionales



En medio de una profunda preocupación compartida por la suba de casos de hoy, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero se reunió esta tarde con sus pares de la Provincia, Carlos Bianco, y de la Ciudad, Felipe Miguel, para coordinar posibles medidas de restricción y de control a partir del vencimiento del DNU, el próximo viernes. Al encuentro también se sumaron las autoridades salud de los tres distritos, Carla Vizzotti, Daniel Gollán y Fernán Quirós, en un momento donde hay mayor coincidencia en el diagnóstico de la crítica situación sanitaria y al mismo tiempo un consenso sobre la imposibilidad que tienen los tres gobiernos de volver a la “fase 1″.

Las tres partes coincidieron en la preocupación por la evolución de los casos, sobre todo a la luz de los datos de hoy: señalaron que los casos bajaron pero luego se estabilizaron en una meseta alta y volvieron a mostrar un repunte. “Si los casos siguen sabiendo mañana y pasado habrá que tomar medidas adicionales”, señalaron fuentes porteñas al tanto de la reunión, que se extendió mas de los previsto, hasta las 17.20. Además, los jefes de gabinete de las tres jurisdicciones acordaron que tomarán las medidas en conjunto, evitando los cortocircuitos de semanas anteriores.

Antes de la reunión, la Casa Rosada hizo trascender su voluntad de imponer un mayor control a la circulación así como también su voluntad de persistir con la suspensión de las clases presenciales. Pero no figura en la hoja de ruta de la Casa Rosada volver a un cierre total de la economía. “La gente no lo resiste”, dijo hoy Alberto Fernández en una entrevista con Radio 10.

La reunión del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, con sus pares de la ciudad y la provincia de Buenos AiresPBA

El equipo de Fernández, en cambio, pretende seguir aplicando los parámetros sanitarios que expuso en los últimos dos DNU y que replicó en el proyecto de ley que envió al Congreso (y que no llegará a sancionarse esta semana). Mañana, no obstante, podría haber una nueva reunión del Presidente con el equipo de expertos, epidemiólogos e infectólogos para revalidar los criterios que se vienen aplicando.

Por ahora, el Gobierno toma como referencia tres indicadores -aumento de los contagios en los últimos 14 días (razón), cantidad de casos sobre la población (incidencia) y ocupación de las camas de terapia intensiva- para dividir al país en cuatro grupos -bajo, medio y alto riesgo y alarma epidemiológica- con distinto nivel de restricciones. La inquietud del Gobierno nacional, además de la situación del AMBA, hoy pasa por la expansión de los contagios en el interior del país, sobre todo en provincias como Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

La novedad es que en esta oportunidad la Ciudad -siempre más reticente a cierres duros- analiza sumar otras medidas para los próximos días. Se barajó la posibilidad de pasar a la virtualidad escolar, pero eso aún no está confirmado. De todas formas, hoy al mediodía los equipos de Horacio Rodríguez Larreta se reunieron en la sede de Uspallata para repasar los indicadores de la Ciudad y afinar la propuesta que Miguel llevó a la Casa Rosada a la reunión con Cafiero, Bianco y los tres ministros de salud.

La administración de Axel Kicillof, en tanto, viene planteando la necesidad de imponer controles de shock por un período corto para bajar la cifra de contagios. Nicolás Kreplak, número dos de Salud bonaerense, pidió “un cierre fuerte en las próximas semanas” para esperar la llegada de las vacunas que se anunciaron la última semana.

Sin embargo, hoy desde La Plata aclararon: “El gobierno de la provincia de Buenos Aires no está pidiendo un regreso a la fase 1. Apostamos a la continuidad del esquema actual de medidas de cuidado, intensificando los controles para que las mismas se cumplan de manera estricta”.

Los ministros bonaerenses Daniel Gollán y Carlos Bianco, al retirarse de la Casa RosadaHernán Zenteno – LA NACION

En La Plata aclaran que no plantean ni un cierre de industrias ni una suspensión de las actividades agropecuarias en territorio bonaerense. “Nosotros vamos a escuchar, porque las propuestas y los escenarios ya los planteamos todos. El tiempo y los hechos fueron confirmando todo lo que dijimos”, dijeron a LA NACION cerca de Axel Kicillof antes de la reunión.

Más allá de retomar el trabajo conjunto tras los cortocircuitos por la cuestión educativa, tanto en el Gobierno como en la Provincia ya se encargaron de deslizar una chicana hacia el jefe de gobierno porteño. “Me llevaron a la Corte y quién tenía razón”, ironizó hoy Fernández sobre la suspensión de clases, un clima que se trasladaba hoy a la reunión en Balcarce 50.

Las últimas semanas demostraron un freno en el incremento de los contagios, pero no una reducción, lo que derivó en un amesetamiento de casos muy altos. Ayer se volvió a superar el pico con más de 28.000 casos de contagios, si bien hubo un ajuste en las cifras por un subregistro de 4986 casos en la provincia de Formosa.

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *