Tras el cruce con el kirchnerismo, Guzmán volvió a la escena pública


Fue un encuentro de “racionales” y para bajar retenciones a las exportaciones, una señal al sector privado. En ese escenario, luego del tembladeral en el Frente de Todos por los cruces internos vinculados a las tarifas, reapareció hoy en Pilar el ministro de Economía, Martín Guzmán. Estuvo acompañado de su par en Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, referente económico del presidente Alberto Fernández y un habitual apuntado por Cristina Kirchner en sus críticas.

Luego de la imposibilidad de echar a su subsecretario de Energía Eléctrica, lo que produjo un furioso contraataque del cristinismo duro sobre el ministro de Economía, Guzmán no se privó hoy de enviar algunas señales, a horas de este fin de semana embarcarse con el Presidente rumbo a Europa.

Pese a que había participado de la asunción del nuevo ministro de Transporte y de un encuentro el equipo económico, en el acto de hoy, Guzmán hizo por primera vez declaraciones en público tras la tensión interna. Volvió a señalar que la inflación es un problema macroeconómico, algo que irrita al cristinismo, que explica que la suba de precios se origina en las empresas privadas y no en el Estado.

Por otro lado, el ministro de Economía hizo un fuerte reconocimiento público del gabinete económico, hoy “muy estrecho” en sus posiciones. Allí no hay lugar para ningún cristinista aún. El único con llegada a la vicepresidente era Guzmán. Además puso en un lugar central al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien habría habilitado originariamente -según fuentes en off the record- la decisión de que Guzmán echara a Federico Basualdo. Cafiero suele ser cuestionado también por el cristinismo.

“Hoy estamos presentando una medida que apunta a dos ejes fundamentales para el desarrollo de la economía argentina: por un lado, potenciar la producción de las pymes, que generan trabajo sobre la base del esfuerzo y le dan más dinamismo a nuestra economía”, dijo Guzmán. “Y, por otro lado, potenciar el crecimiento de las exportaciones, una condición necesaria para tener una economía tranquila y para abordar los problemas macroeconómicos más fuertes de nuestro país, incluyendo la inflación”, añadió.

“Esta medida es parte de un esquema general que se viene trabajando en el seno del Gabinete Económico. Santiago Cafiero juega un rol muy importante, Matías Kulfas, y el resto del gabinete, trabajando en esa línea”, dijo el ministro de Economía, y agregó: “Y siempre buscar hacerlo sobre la base de la responsabilidad, sobre la base de la lucidez y sobre la base del respeto”.

Guzmán, Kulfas y De Achával, hoy en Pilar Rodrigo Néspolo / LA NACION

“Con el objetivo de reconstruir las condiciones que necesitamos para tener una economía tranquila, inclusiva, que genera oportunidades, con más dinamismo, que agrega valor y una economía con más estabilidad que nos da un ambiente para poder tener cada día mejores condiciones para crecer y vivir mejor”, señaló Guzmán, que bajó la orden hoy a su secretario de Energía, Darío Martínez, de apurar la segmentación de tarifas. Esa orden viajó hoy a los entes reguladores a través de un email.

Del acto en la gráfica Zanniello, en el Parque Industrial de Pilar, también participaron el intendente, Federico de Achával; el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz; el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale; y el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias.

Guzmán recibió un “cálido” recibimiento del intendente de Pilar, De Achával. “Todos los días lo vemos al ministro Guzmán representarnos frente al mundo en lo que tuvo que ver con el endeudamiento histórico que tuvo la Argentina y solucionando ese problema, y que sigue siendo un desafío enorme por los próximos meses, pero nos da la tranquilidad que aquella persona que nos representa frente a esos organismos tiene la posibilidad y el tiempo de mirar a nuestros industriales, a nuestros trabajadores a los ojos y entender la economía real para representar a los argentinos y argentinas en esas negociaciones”, dijo.

Según la cartera que dirige Kulfas, con la baja de retenciones se beneficiará a casi 3800 micro, pequeñas y medianas empresas exportadoras de los sectores industrial y agroindustrial. Será mediante una desgravación total de los derechos de exportación de las ventas al exterior que realicen las mipymes por U$S500.000, y una reducción del 50% de la alícuota por los siguientes U$S500.000 de exportaciones, alcanzando con el beneficio hasta un millón de dólares de exportación

Conocé The Trust Project



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *